Nacho Vidal, ante la acusación del homicidio del fotógrafo José Luis Abad: ‘Fue un accidente. Yo no soy un chamán’

El actor de cine para adultos supuestamente sometió a la víctima a un ritual místico

2 Minutos de lectura

25 de Septiembre 2020 / 11:57 CEST

Nacho Vidal

Nacho Vidal ha concedido su primera entrevista tras ser detenido por la muerte del fotógrafo José Luis Abad

© GettyImages

Fue el pasado mes de mayo cuando Nacho Vidal era detenido acusado de presunto homicidio imprudente del fotógrafo de moda José Luis Abad durante una ceremonia chamánica. Al parecer, el intérprete, un familiar suyo y su empleada de hogar sometieron al artista toledano a un ritual místico basado en la inhalación de vapores de veneno del sapo bufo, considerado uno de los alucinógenos más potentes, cuando este sufrió un infarto de miocardio que le provocó la muerte en cuestión de minutos. Ahora, cuatro meses después de esta detención, Nacho ha concedido una entrevista a El Periódico de Cataluña en el que ha dado su versión de los hechos que tuvieron lugar el 28 de julio de 2019 , en la casa de campo que el actor tiene en la población valenciana de Enguera.

Nacho Vidal
El actor ha señalado que intentó reanimar a la víctima, quien sufrió un infarto de miocardio tras inhalar el veneno del sapo ©EuropaPress

El libertad provisional y a la espera de la celebración del juicio, Nacho Vidal ha explicado que el fallecido era amigo de su prima y que llevaba algún tiempo queriendo realizar este tipo de ritual y que él se prestó a acompañarlo, ya que según ha explicado el actor no es algo que deba realizarse solo. “Tienes que estar con alguien que entienda y que pueda controlar en el caso de que vayas a darte un golpe, que te caigas al suelo, que te pueda reanimar. Porque puede pasar que te olvides de respirar y simplemente lo que haces es tirarle agua a la persona”, ha señalado Vidal al diario.

El actor ha relatado que después de inhalar la droga del sapo, José Luis se desplomó perdiendo por completo el conocimiento. “Automáticamente, él entra en una parada y se queda en catarsis, no respira. Creo que pasaron unos 15 segundos. Repito, está grabado. Cuando veo que él no está respirando, lo intenté reanimar. Es mentira que no lo socorrí”.

Consciente de que la situación no era normal y de que se les había ido completamente de las manos debido a la peligrosidad de este ritual, Nacho no dudó en realizarle el boca a boca. “De repente, la espalda hizo puff y se quedó quieta. Entonces le dije a mi prima que dejara de grabar y llamara a una ambulancia. Le cogí, di la vuelta a José Luis y empecé a hacerle el 30-2 (boca a boca) de una manera histérica, porque eso no era normal” ha explicado el actor, quien reitera a lo largo de toda la entrevista que él no es un chamán y que no cobró nada por ello.

“¿A ti se te ha muerto alguien en las manos alguna vez?, ¿Tú sabes cómo te queda la cabeza después?. No tienes ni idea de lo que es. Todos los días paso por donde ese chaval se ha muerto y me hacen sentir que es mi culpa y como una mierda“ declara el Nacho Vidal, quien en todo momento ha cooperado con las autoridades encargadas del caso que actualmente se encuentra bajo secreto de sumario.

tags: