El jurado considera a Iván Pardo culpable del asesinato de su sobrina Naiara

También han declarado culpables al padrastro y a la abuelastra de la pequeña para los que se pide una pena de tres años de prisión

2 Minutos de lectura

25 de Septiembre 2020 / 10:40 CEST

Asesinato Naiara

ván Pardo, a la izquierda, durante el juicio por la muerte de Naiara junto a su hermano y su madre

© GTres

El jurado ha considerado a Iván Pardo culpable de la muerte de su sobrina política Naiara, de 8 años, en Sabiñánigo (Huesca) en julio de 2017, y ha estimado probado que efectivamente quería causarle la muerte con los golpes que le dio en la cabeza. Es por ello, que el triastro de la pequeña, quien fue torturada durante más de cinco horas por no haber hecho los deberes, se enfrenta ahora a la prisión permanente revisable.

Iván Pardo, asesino de Naiara
Iván Pardo mató a su sobrina Naiara en Sabiñánigo (Huesca) en julio de 2017©GTres

Los nueve miembros del jurado han considerado probado por unanimidad que Iván Pardo hizo que la niña permaneciera despierta estudiando toda la noche anterior a su muerte de rodillas sobre grava y que, cuando a la mañana siguiente regresó de su trabajo como vigilante de seguridad, al no estar satisfecho con los deberes escolares de, le infligió durante horas toda una serie de maltratos y descargas eléctricas que acabaron provocando la muerte de la pequeña, a la que acabó agarrando del pelo y arrojando fuertemente al suelo hasta que quedó inconsciente.

Según el relato de los hechos probados, esto sucedió a las 13.00 horas, momento en el que Iván Pardo intentó reanimarla, pero sin avisar a los servicios de emergencias y sin permitir que lo hicieran las dos menores que presenciaron los hechos, primas de la víctima. La secuencia de los hechos demuestra que el acusado torturó a la niña durante cuatro horas y media.

A las 15.30 horas Naiara fue atendida por los servicios sanitarios y trasladada al hospital, donde murió el 7 de julio a causa de un traumatismo craneoencefálico severo, consecuencia de contusiones repetidas de la cabeza contra una superficie dura y plana.

Iván Pardo, asesino de Naiara
A la vista del veredicto del jurado, la Fiscalía y las acusaciones particulares han mantenido su petición de que a Iván Pardo se le aplique la condena de prisión permanente revisable©GTres

Por todo ello, el jurado considera probado que el acusado quería causar la muerte de la niña con los golpes que le dio en la cabeza, y estima que el carácter rebelde de Naiara y el enfado que le produjo que no hubiera terminado las tareas no le produjo ninguna afectación en sus facultades cognitivas y volitivas. “Consideramos que existe voluntad de matar a Naiara puesto que los golpes producidos en la cabeza eran únicamente tendentes a su muerte teniendo en cuenta que el imputado tenía capacidad volitiva, intelectual y cognitiva” señalaba el jurado.

También han declarado culpables a Nieves Pardo (abuelastra de la niña y madre del acusado) y a Carlos Pardo (padrastro de Naiara e hijo y hermano de los otros acusados) por participar en los malos tratos previos a la pequeña, en el primer caso, y por consentirlos, en el segundo, pidiendo para ellos una pena de tres años de prisión.

Con este veredicto, el juicio ha quedado visto para sentencia, que deberá redactar ahora el magistrado Santiago Serena, que podría dictar la primera condena de prisión permanente revisable en Aragón al tener la víctima menor de 16 años.