El cantante Adrián Martín vuelve a dar una lección de superación y ya se recupera en casa tras someterse a tres operaciones en menos de un mes

Nació con hidrocefalia y malformación en las manos lo que le ha hecho pasar más de quince veces por quirófano

2 Minutos de lectura

23 de Septiembre 2020 / 12:14 CEST

Adrian Martin Photo Session In Madrid

El cantante fue nominado a los Grammy en 2016

© GettyImages

La de Adrián Martín Vega es una de esas pequeñas grandes historias que parecen reconciliarnos con el mundo que nos rodea. Con apenas 15 años, el cantante malagueño que sufre hidrocefalia y que en 2016 se convertía en el artista español más joven en conseguir una nominación a los Grammy Latino, midiéndose con artistas de la talla de Andrea Bocelli, Andrés Cepeda, Diego Torres y Juan Gabriel, ya se recupera en casa ha tenido que pasar de nuevo por quirófano para someterse a tres operaciones en las que le han vuelto a cambiar las válvulas que tiene en la cabeza y que drena su cerebro.

Adrián Martín Vega
La música se ha convertido en su mejor medicina para hacer frente a sus problemas de salud©adrianmartinvega

Tras un largo mes ingresado en en el Hospital Regional de Málaga, Adrián, quien ya ha pasado más de quince veces por quirófano, explicaba a sus seguidores su ausencia forzada durante este último periodo enviando este motivador mensaje: “Hola familia!!! Ando perdido, ¿verdad?. Me gustaría deciros que he estado cantando, pero no ha sido así. Acabo de llegar a casa después de un mes en el hospital. ¿Recordáis cuando me operaron en marzo?, pues me han tenido que operar ahora tres veces. Una bacteria provocó una infección y ésta que me tengan que cambiar de nuevo la válvula. Pero bueno, ya estoy en casa y ahora 💪🏼,a recuperarme despacito” .

  

Adrián, nacido, en Málaga, el 28 de enero de 2005 y quien no pierde la sonrisa ni sus ganas de vivir y, ni mucho menos, su pasión por la música, sufre un trastorno que presenta como principal característica la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en el cerebro, lo que provoca que se inflame. Es por este motivo, que el cantante tiene instalado un pequeño tubo y dos válvulas que hacen que ese líquido excesivo se vaya eliminando. Estas válvulas tiene una “fecha de caducidad” y a medida que va creciendo tienen que ser sustituidas, es por ello que el pasado mes de marzo Adrián pasaba por quirófano y tras superar con éxito esta intervención y tal y como él relataba en su mensaje anterior contraía una bacteria que le provocó una infección y que le llevó de nuevo al hospital.

A pesar de este contratiempo, Adrián ha vuelto a dar una lección de superación y solo espera recuperarse para volver a cantar, pues tal y como confesaba su padre en una entrevista a la revista ¡HOLA! la música es lo que “le ha salvado la vida”.

tags: