Importantes novedades en el caso de la desaparición de Manuela Chavero: un vecino de la víctima confiesa su crimen

La mujer fue dada por desaparecida hace cuatro años en la localidad de Monesterio, en Badajoz

2 Minutos de lectura

18 de Septiembre 2020 / 11:46 CEST

Manuela Chavero

Manuela Chavero, de 42 años, desaparecida hace cuatro años en Monesterio, Badajoz.

© EuropaPress

Manuela Chavero desapareció sin dejar ni rastro durante la madrugada del 4 al 5 de julio de 2016 en las afueras de la localidad pacense de Monesterio, concretamente en la Urbanización La Noria, donde ella residía. Su vivienda estaba intacta. No se llevó llaves, ni documentación, ni el teléfono móvil, y la televisión y la luz de la casa estaban encendidas por lo que su desaparición se cubrió con un halo de misterio. Sin embargo, anoche Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil detenían a un hombre, de 28 años, vecino también de la localidad y al parecer se conocían.

El detenido, que residía en la misma calle que la desaparecida, llevaba varios meses siendo investigado por la Guardia Civil, quien tras sumar nuevos indicios procedía anoche a su arresto por su presunta vinculación con el caso.

Manuela Chavero
El autor confeso del crimen vivía en la misma calle que Manuela y la Guardia Civil le seguía la pista desde hace meses©María Cintado García/Facebook

La Unidad Central Operativa (UCO), había realizado un nuevo registro de la vivienda de Manuela hace tan solo dos semanas y habían puesto la pista sobre una carta anónima que había recibido la hermana de Manuela, Emilia, en la que se apuntaba al ahora detenido como sospechoso de la desaparición. “La carta alertaba de que alguien vio algo o alguien habló algo. Ha llegado este golpe de suerte, si no ese no hubiese soltado prenda”, ha explicado Emilia en una entrevista en la Cadena COPE.

Tras esta detención, la hermana de Manuela ha revelado que su familia sospechó “desde el primer momento” del detenido, que era ”uno de los principales sospechosos”. ”Una persona violenta que estaba obsesionado con mi hermana”, ha continuado, para después asegurar que le conoce ”perfectamente”.

“Incluso hablé con él al mes de pasar lo de mi hermana, por eso no me miraba a los ojos... madre mía”, ha lamentado la hermana de Manuela. “Ha dejado a toda una familia destrozada y a dos niños sin su madre”, ha zanjado.

A pesar de estas pesquisas, en un primer momento se apuntó a su exmarido como posible sospechoso debido a que se encontraban en trámites de divorcio, sin embargo, se acabó descartando, pues éste se encontraba en Sevilla junto a los dos hijos del matrimonio en el momento de la desaparición.

Según ha adelantado el programa Espejo Público, el autor confeso, que actualmente se encuentra en dependencias de la Guardia Civil de Zafra, se habría derrumbado durante la declaración ante los agentes, que procederán a realizar varios registros en su domicilio y en el municipio a lo largo de este viernes, mientras que sus familiares y amigos esperan que la resolución del caso para conocer qué es lo que sucedió con Manuela hace cuatro años.