Suspendidos los ensayos de la vacuna de Oxford por ‘enfermedad inexplicable’ en uno de los pacientes

España había comprado tres millones de dosis con la esperanza de que estuviera lista en diciembre

2 Minutos de lectura

09 de Septiembre 2020 / 10:53 CEST EUROPA PRESS/TU OTRO DIARIO

Recuperan todos los pasos de la enfermedad

La vacuna la estaba desarrollando la Universidad de Oxford junto a la farmacéutica AstraZeneca

© GettyImages

AstraZeneca ha anunciado este martes que ha decidido pausar el ensayo de la vacuna que desarrolla contra la Covid-19 debido a la aparición de “una enfermedad potencialmente inexplicable” en uno de los participantes del mismo, un movimiento que la compañía ha descrito como “rutinario”.

“Como parte de los ensayos globales controlados y aleatorizados en curso de la vacuna contra el coronavirus de Oxford, nuestro proceso de revisión estándar ha pausado la vacunación para permitir la revisión de los datos de seguridad”, ha indicado la compañía en un comunicado.

“Es una acción rutinaria que tiene que hacerse siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos, asegurando que mantengamos la integridad” de los mismos, ha añadido AstraZeneca, según ha recogido la prensa estadounidense.

Tres mujeres lideran la carrera por lograr un antídoto
Debido a lo avanzado de su investigación, en agosto la Unión Europea adquirió 300 millones de dosis para repartir entre los países miembros©GettyImages

La farmacéutica ha agregado que, en los ensayos grandes, “las enfermedades aparecerán por casualidad”, pero estas condiciones ”deben ser revisadas independientemente para comprobar (los datos) cuidadosamente”.

En este contexto, AstraZeneca ha asegurado que trabaja para “acelerar la revisión” de este “evento único” con el objetivo de “minimizar cualquier impacto potencial en la línea de tiempo del ensayo”.

Asimismo, ha asegurado que está “comprometida” con la ”seguridad” de los participantes en el estudio, al tiempo que ha destacado los ”más altos estándares de conducta” de sus ensayos.

España había apostado por ella

La vacuna experimental desarrollada por la Universidad de Oxford era una de las más avanzadas y se esperaba que su comercialización estuviera disponible a partir del primer semestre de 2021. Además se trata de la vacuna en la que más confiaban las autoridades españolas, ya que era la única, hasta el momento, en la que la Unión Europea había firmado un contrato en caso de éxito comprando 300 millones de dosis de la farmacéutica británica, de las que 3 millones irían a parar a nuestro país.

La vacuna de AstraZeneca, al igual que la de Moderna, se encontraba ya en fase 3, lo que significa que estaba siendo probada en alrededor de 30.000 personas repartidas por diversos países del mundo.

Se prevé que llegue a España en diciembre
AstraZeneca esperaba tener su vacuna disponible para el primer semestre de 2021©GettyImages

Comunicado de las farmacéuticas

El problema de la vacuna se ha conocido casi a la vez que el comunicado difundido por nueve de las más importantes farmacéuticas que trabajan en el desarrollo de vacunas en Estados Unidos y Europa en el que se comprometen a mantener los estándares científicos de seguridad y eficacia para sus vacunas experimentales a pesar de la urgencia de contener la pandemia de coronavirus. A su vez también han señalado que “defenderán la integridad del proceso científico mientras trabajan hacia posibles presentaciones y aprobaciones regulatorias globales de las primeras vacunas Covid-19”. Las farmacéuticas que han firmado este compromiso son: AstraZeneca, Pfizer Inc, Moderna, Johnson & Johnson, Merck & Co, Novavax Inc, Sanofi, GlaxoSmithKline y BioNTech.