El terrible caso que ha conmocionado a Alemania: una mujer que presuntamente ha matado a cinco de sus hijos

La fiscalía ha solicitado el ingreso en prisión preventiva de la madre, de 27 años, que está hospitalizada tras intentar quitarse la vida

1 Minuto de lectura

05 de Septiembre 2020 / 16:36 CEST TU OTRO DIARIO/EUROPA PRESS

GERMANY-POLICE-CRIME

Las autoridades en el lugar del crimen

© GettyImages

El terrible asesinato de cinco niños, de entre uno y ocho años, presuntamente a manos de su madre ha causado una gran conmoción en Alemania. Los hechos ocurrieron el jueves en una vivienda de la localidad de Solingen, ubicada en la zona oeste del país, cuando las fuerzas de seguridad, poco antes de las 14.00, recibieron una llamada de teléfono alertando del suceso. Varios agentes acudieron al domicilio familiar y localizaron allí los cinco cuerpos sin vida.

Ahora, la Policía alemana ha emitido una orden de arresto contra la madre, de 27 años, acusada de asfixiar a cinco de los seis hijos que tiene. Un portavoz de la Fiscalía, Heribert Kaune-Gebhardt, ha explicado en rueda de prensa que las autopsias han determinado que las víctimas habían sido sedadas, aunque todavía faltan los resultados de las exámenes toxicológicos. Sus cuerpos fueron localizados en sus propias camas, dentro de la vivienda familiar.

GERMANY-POLICE-CRIME
La mujer vivía con sus hijos una vivienda de la localidad de Solingen, ubicada en la zona oeste del país ©GettyImages

La abuela de los menores fue quien dio la voz de alarma, después de que la madre le confesara en WhatsApp haber perpetrado los crímenes, alegando que “no podía seguir”. La madre se habría desplazado tras los crímenes a la cercana ciudad de Dusseldorf, en cuya estación habría intentado quitarse la vida arrojándose a las vías del tren. La sospechosa permanece ingresada en un hospital con heridas graves, mientras que el único hijo superviviente, de once años, está bajo custodia de la abuela de forma temporal.

Según la reconstrucción policial, el mayor se fue al colegio el jueves por la mañana, pero poco después la madre llamó al centro para pedir que saliese, justificando la muerte de un familiar. Lo recogió y lo acompañó en tren parte del camino hacia la casa de su abuela, en la localidad próxima de Mönchengladbach, y ella se bajó en la estación central de Düsseldorf.

La Policía ha informado de que los niños son hijos de tres padres distintos, pero que estos no figuran en ningún caso como sospechosos en las investigaciones abiertas. Las autoridades han explicado que la madre llevaba un año separada de su último marido, padre de sus cuatro últimos hijos, pero las peleas en la vivienda eran constantes.

tags: