El misterio de los ‘barcos fantasma’ que llegan a las costas japonesas con esqueletos a bordo

Son ya más de 150 embarcaciones de este tipo las que se han encontrado solo en este último año, unas 600 en total

2 Minutos de lectura

22 de Agosto 2020 / 18:21 CEST

Barcos fantasma han estado llegando a las costas de Japón

Algunas de las embarcaciones incluso han llegado a la costa con esqueletos a bordo

© GettyImages

La escalofriante situación que se ha dado durante los últimos cinco años en las costas de Japón es un fenómeno que tiene muy preocupadas a las autoridades marítimas del lugar, pues ha resultado todo un misterio haber estado recibiendo cientos de barcos provenientes de Corea del Norte, que incluso han llegado hasta la orilla con esqueletos a bordo. A día de hoy son ya más de 600 embarcaciones las que se han encontrado cerca de las costas japonesas.

Según datos de una investigación hecha por NBC News, el descubrimiento más alarmante fue en diciembre de 2019, cuando a bordo de un barco que flotaba sin rumbo, cerca de la isla japonesa de Sado, se hallaron dos cráneos humanos junto a cinco cuerpos parcialmente esqueletizados, hecho que estremeció a pescadores y testigos de la zona en la que se dio el aterrador hallazgo.

Barco fantasma
Son tantos los pescadores que han desaparecido en el mar, que a algunas ciudades portuarias ya se les conoce como ‘pueblos de viudas’©GettyImages

Se cree que el motivo por el que estos barcos fantasma han estado llegando a cuentagotas a las costas japonesas se debe a que China tiene toda una flotilla de barcos industriales que han estado pescando ilegalmente en las aguas de Corea del Norte, acabando con importantes bancos de peces. Eso habría llevado a los norcoreanos a arriesgar sus vidas con el fin de conseguir la pesca a la que deben sus ingresos al adentrarse en el mar a bordo de barcos inseguros incapaces de soportar las fuertes olas, acción que habría provocado que sus ocupantes queden a la deriva y terminen por morir de hambre en medio del mar.

Un reportaje hecho por el diario británico The Guardian menciona que las flotas ilegales de barcos chinos no comparten su ubicación ni aparecen en los sistemas de monitoreo, lo que hace imposible a los pescadores de Corea del Norte competir contra ellos, convirtiendo la lucha en una batalla a ciegas y literalmente mortal.

Aunque la teoría de las embarcaciones chinas ilegales es la más creíble hasta ahora, también se ha llegado a sospechar de un caso de espías a bordo o de personas que han sido enviadas a propagar alguna enfermedad, sin embargo nada de esto se ha comprobado.