Hecha de oro blanco y con 3.600 diamantes: así es la mascarilla más cara del mundo

En ella están trabajando 25 joyeros y ha sido encargada por un empresario chino del que solo se sabe que vive en Estados Unidos

2 Minutos de lectura

11 de Agosto 2020 / 13:26 CEST

Ha sido encargada por un empresario chino

Cuenta con filtros N99 y está hecha con 3.600 diamantes blancos y negros

© Captura de pantalla de Telemundo

Higiénicas, quirúrgicas, FPP2, fabricadas con tela o con material técnico, compradas, hechas en casa… Las mascarillas han llegado para quedarse y han traído consigo multitud de formas de cumplir con la normativa, ya que en España su uso es obligatorio para minimizar el riesgo de contagio por coronavirus. Al mismo tiempo, hay quien prefiere protegerse con sistemas tan exclusivos que no están al alcance de cualquier bolsillo.

Las firmas de lujo de todo el mundo han aprovechado la implantación de este nuevo complemento para sumarse a su confección. Marcas como Louis Vuitton, Fendi o Gucci lanzaron su propia línea de mascarillas y su stock se agotó en pocos días. No pasará lo mismo con este protector, del que solo se fabricará una unidad.

Un empresario chino del que únicamente se sabe que vive en Estados Unidos ha realizado una petición muy particular a Yvel, una joyería israelí. Les ha encargado una pequeña obra maestra del mundo de las mascarillas. Isaac Levy, el propietario de la empresa, confiesa que la creación solo tenía tres requisitos. El primero de ellos, que debía proteger a su dueño, cumpliendo así el propósito de estos sistemas de protección. La segunda, que esté terminada antes de que acabe 2020 y la tercera… que sea la más cara del mundo.

Ha sido encargada por un empresario chino
Los 25 joyeros que trabajan en ella deben terminarla antes de que acabe 2020, es uno de los requisitos©Captura de pantalla de Telemundo

Oro blanco y miles de diamantes

En su diseño y producción están trabajando 25 joyeros y engastadores de diamantes, que han sido especialmente seleccionados para esta tarea y que trabajan por turnos. De sus manos saldrá una mascarilla tan exclusiva como poco práctica: pesa un cuarto de kilo, casi cien veces más que una de las quirúrgicas convencionales que todos hemos usado en algún momento.

Según ha asegurado el joyero ‘el dinero, tal vez, no puede comprar todo, pero sí te permite acceder a una máscara muy cara, que se puede usar y con la que llamarás la atención’. No cabe duda si tenemos en cuenta sus características: se han empleado 270 gramos de oro blanco de 18 quilates, está decorada con 3.600 diamantes blancos y negros y, por supuesto, ha sido equipada con filtros N99. ¿Su precio? 1.275.000 euros.