El humilde minero que se hizo rico por hallar unas valiosísimas rocas… ¡encuentra otra de casi 2 millones!

Las anteriores piedras preciosas, halladas en junio, estaban valoradas en casi 3 millones de euros, pero el protagonista de la historia, Saniniu Laizer, ha continuado con su más que sacrificado trabajo

2 Minutos de lectura

06 de Agosto 2020 / 11:38 CEST

Saniniu Laizer, con las dos rocas que encontró el pasado mes de junio

© GettyImages

Si hay alguien que encarne el popular dicho de estar en racha, ese es Saniniu Laizer, el humilde minero de Tanzania que salió en los medios de comunicación de medio mundo hace menos de dos meses por encontrar dos enormes rocas de tanzanita. Las dos juntas estaban valoradas en 2,87 millones de euros –dinero que se le entregó ‘a tocateja’ mediante un cheque-, pero es que ahora Saniniu ha encontrado otra… ¡valorada en 1,7 millones de euros!

“Me siento muy bien y me siento muy feliz porque esto me ha traído mucho respeto a mí y a Tanzania y, como propietario, tengo que dar las gracias a Dios porque no sería posible conseguir esto sin ser parte de su gran diseño ”, manifiesta en unas declaraciones recogidas por el canal de televisión indio Wion News.

Con esa enorme cantidad de dinero caída del cielo, la mayoría iría directo a comprar grandes propiedades y, sobre todo, abandonaría –si fuera el caso, como el de Saniniu- un empleo precario. Él, sin embargo, no lo ha hecho.

Cuando los medios locales le entrevistaron el pasado mes de junio, tras localizar las dos primeras piedras, aseguró que iba a continuar con su sencillo estilo de vida pese a haberse convertido en millonario. Y no mentía. Ese es el motivo de que se haya topado con otra gema: que ha seguido con el duro trabajo de minero.

Laizer posa con el cheque de 2,87 millones de euros que se le hizo entrega tras vender al gobierno de su país las piedras de tanzanita que halló en junio©GettyImages

También anunció que construiría una escuela y un supermercado para ayudar a las personas más necesitadas de su comunidad. Eso aún no le ha dado tiempo a cumplirlo y no ha trascendido si ha iniciado o no los trámites, pero teniendo en cuenta que el suyo es uno de los trabajos más sacrificados del mundo, a buen seguro lo cumplirá.

La tanzanita es un material muy valioso en joyería, muy difícil de encontrar (solo lo hay en un área de unos 14 kilómetros cuadrados al norte de Tanzania) y se cree que se extinguirá en dos décadas. De ahí que el hallazgo de Saniniu haya sido tan mediático. Las de él, además, son las piedras de tanzanita más grandes jamás encontradas.