Las consecuencias menos evidentes de las olas de calor

Las olas de calor marinas están cambiando la temperatura del océano a escalas similares a las previstas con el cambio climático, pero en plazos mucho más cortos

3 Minutos de lectura

06 de Agosto 2020 / 11:11 CEST EUROPA PRESS

Estas son algunas de las consecuencias del calor en los océanos

Las olas de calor son capaces de desplazar el hábitat de las tortugas marinas, las ballenas y otras especies marinas entre 10 y miles de kilómetros

© EuropaPress

Las olas de calor en los océanos del mundo pueden desplazar el hábitat de las tortugas marinas, las ballenas y otras especies marinas entre 10 y miles de kilómetros. Cambian drásticamente las temperaturas preferidas de estos animales en una fracción del tiempo en que se espera que el cambio climático haga lo mismo, según una nueva investigación que publica la revista ‘Nature’. Para medir esa dislocación temporal de las temperaturas de la superficie del océano, que a su vez puede impulsar cambios ecológicos, los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) ahora han introducido una nueva métrica llamada ‘desplazamiento térmico’.

El científico investigador Michael Jacox, del Centro de Ciencias de la Pesca del Suroeste de NOAA Fisheries, lo calificó como una nueva y poderosa forma de ver las olas de calor marinas. “Cuando el ambiente cambia, muchas especies se mueven, señala Jacox. Esta investigación nos ayuda a comprender y medir el grado de cambio al que pueden estar respondiendo”. Los científicos han caracterizado típicamente las olas de calor marinas en función de cuánto aumentan las temperaturas de la superficie del mar y por cuánto tiempo. Tal calentamiento local afecta particularmente a los organismos estacionarios como los corales. En contraste, el desplazamiento térmico mide lo lejos que deben desplazarse las especies para buscar las temperaturas de la superficie del océano.

Estas son algunas de las consecuencias del calor en los océanos
Si una ola de calor calienta un área del océano, los peces, tortugas, ballenas y otras especies pueden tener que viajar grandes distancias©GettyImages

La extensión del desplazamiento térmico causado por las olas de calor marinas puede no corresponder necesariamente a su intensidad. El desplazamiento térmico depende del gradiente de temperatura de la superficie del mar, la velocidad a la que la temperatura cambia a través del océano. Si una ola de calor calienta un área del océano, los peces, tortugas, ballenas y otras especies pueden tener que viajar grandes distancias si el gradiente de temperatura es débil, pero no si el gradiente es fuerte. “Puede darnos una idea de cómo puede cambiar el ecosistema en el futuro”, apunta Michael Alexander, meteorólogo investigador del Laboratorio de Ciencias Físicas de NOAA y coautor de la nueva investigación.

“Si bien estos problemas de gestión a menudo se discuten en el contexto del cambio climático, ahora están sobre nosotros, añaden. Las olas de calor marinas modernas pueden inducir desplazamientos térmicos comparables a los de las tendencias de calentamiento a escala de un siglo, y si bien estos cambios de temperatura no solo dictan la distribución de especies, transmiten la escala de la posible interrupción del hábitat”. Una ola de calor marino del Pacífico 2014-2015 conocida como La Mancha, cambió las temperaturas de la superficie más de 700 kilómetros a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos y en el Golfo de Alaska. Eso alejó a la presa de los leones marinos de California de sus colonias en las Islas del Canal, en el sur de California. Esto dejó a cientos de cachorros de lobos marinos hambrientos varados en las playas.

En todos los océanos del mundo, el cambio de temperatura promedio a largo plazo asociado con el calentamiento del océano se ha estimado en poco más de 20 kilómetros por década. En comparación, las olas de calor marinas han desplazado las temperaturas en un promedio de aproximadamente 200 kilómetros en cuestión de meses. En efecto, según los autores, las olas de calor marinas están cambiando la temperatura del océano a escalas similares a las previstas con el cambio climático, pero en plazos mucho más cortos.