La sorprendente historia de Rebekah Harkness, la mujer que ha inspirado una de las nuevas canciones de Taylor Swift

La cantante acaba de sorprender a sus fans con un disco con el que ha conseguido vender 1,3 millones de copias en un solo día

2 Minutos de lectura

28 de Julio 2020 / 18:24 CEST

Rebekah Harkness

Rebekah Harkness tuvo un marcado carácter rebelde e, incluso, fundó un grupo de protesta

© GettyImages

El pasado fin de semana Taylor Swift sorprendió a sus seguidores lanzando un nuevo álbum, ‘Folklore’, del que ha vendido 1,3 millones de copias en 24 horas. Entre las canciones que lo componen hay una que ha llamado la atención de forma especial: ‘The Last Great American Dynasty’. Un tema que cuenta la interesante historia de la Rebekah Harkness, una celebridad estadounidense muy relacionada con la cantante.

Rebekah Harkness nació en 1915 en St Louis, Missouri, en el seno de una familia acomodada y liderada por Allen Tarwater, un conocido corredor de bolsa. La mujer que ha inspirado a Taylor Swift fue conocida por un marcado carácter rebelde que manifestó a lo largo de toda su vida. Incluso creó un grupo con el que se dedicaba a interrumpir diferentes eventos sociales, todo un desafío en su época.

La cantante compró en 2013 la casa en la que Rebekah Harkness organizaba sus famosas fiestas©GettyImages

La vida de Rebekah no estuvo exenta de mitos, como aquellos que aseguraban que había llenado una piscina con Dom Perignon o que había sido expulsada de un crucero por nadar desnuda. Sin embargo, esto no es lo que la ha unido a la cantante estadounidense. Fue la vida personal de Harkness lo que consiguió que sus caminos se hayan cruzado muchos años después.

William Hale Harkness

Rebekah tuvo cuatro maridos. El primero de ellos fue Franklin Pearce, descendiente del decimocuarto presidente de los Estados Unidos. El segundo fue el multimillonario William Hale Harkness, heredero de la fortuna Standard Oil, que falleció siete años después de su matrimonio convirtiéndola en viuda a los 39 años. Sus siguientes relaciones terminaron en divorcio. Vamos a centrarnos en el segundo.

Rebekah Harkness
De su mano nació el Ballet Harkness, una escuela de ballet y un hogar para la compañía ©GettyImages

Holiday House

Gracias a William, Rebekah se convirtió en una de las mujeres más ricas y adquirió una notable posición social que dejó patente en las fiestas que organizaba en Holiday House. Esta residencia, ubicada en Rhode Island, fue la que Taylor Swift compró en 2013 por 14,5 millones de euros.

Un lugar que se ha convertido en una interesante fuente de inspiración para componer una canción. No en vano fue el epicentro de una serie de encuentros en los que cada fin de semana se reunía lo más granado de la sociedad. Por allí pasaron Andy Warhol, JD Salinger e, incluso, Salvador Dalí, que diseñó la urna en la que descansarían los restos de Rebekah tras su fallecimiento, en 1982.

tags: