Así será el concierto masivo organizado por científicos que determinará los riesgos de contagio por coronavirus

Especialistas del Hospital Universitario Halle de Alemania han citado a personas sanas de entre 18 y 50 años para asistir a una actuación en directo y poder estudiar cómo se comporta el virus

2 Minutos de lectura

23 de Julio 2020 / 18:50 CEST

Los científicos buscan cuáles son las vías de contagio en reuniones masivas

El fin es continuar estudiando al virus para poder encontrar la vacuna

© GettyImages

De acuerdo a una serie de informes hechos públicos por la revista Rolling Stone, la industria del entretenimiento en directo a nivel mundial genera cerca de 26.000 millones de dólares (22.471 millones de euros) al año y durante los últimos meses ha sido una de las más golpeadas a causa de la crisis por coronavirus , afectando no solo a las grandes compañías organizadoras de conciertos sino a todos los trabajadores que generan ingresos de acuerdo a los eventos en los que colaboran.

Algunos artistas como Taylor Swift, Lady Gaga, Paul McCartney y Chris Martin han dado conciertos en línea, sin embargo las ganancias son bajas, es por ello que Armin Willingmann, ministro de Economía de Sajonia-Anhalt (Estado alemán), ha señalado que mientras exista riesgo de contagio seguirán sin permitirse los conciertos, ferias y eventos deportivos, pero que descubrir cuáles son las acciones que podrían minimizar el riesgo de infección, sería una esperanza para la industria. Y es así como los eventos masivos, en tiempos de coronavirus, ya se han convertido en objeto de estudio en Alemania.

Un concierto para conocer cómo se comporta el virus

Para poder comprobar como se comporta el virus y cómo se contagia de unas personas a otras, el próximo 22 de agosto en el Red Bull Arena, en Leipzig (Alemania) se celebrará un concierto en él participarán 4.000 voluntarios. La idea de organizar este concierto proviene de un grupo de científicos que se han preguntado cuál sería el riesgo exacto de volver a asistir a eventos en directo en el que se concentre grandes cantidades de gente ahora que parece que el virus ha perdido algo de fuerza.

El grupo de especialistas, que pertenece al Hospital Universitario Halle, en Alemania, ha convocado a personas sanas de entre 18 y 50 años que estén dispuestos a someterse al test de coronavirus. Las pruebas se realizarán 48 horas antes del concierto y una vez estando en el evento a cada asistente se le dará un desinfectante fluorescente para manos que le dejará ver a los investigadores cuáles son las superficies más tocadas. De igual forma, cada voluntario portará una mascarilla con filtro FFP2 y llevará una pulsera electrónica que dará a conocer cuál es la duración de distancia y la frecuencia de contacto entre las personas que estén dentro del recinto.

Es muy probable que este concierto piloto creado por los alemanes pueda expandirse muy pronto al resto de Europa y el mundo, y así convertirse en el experimento gracias al cual la industria de los eventos masivos pudiera retomar el vuelo.