Tom Hagen, el millonario noruego acusado de asesinar a su mujer, ofrece una recompensa de un millón de euros para encontrarla

El empresario, cuya fortuna esta estimada en más de 80 millones de euros, fue detenido en abril acusado de homicidio involuntario o cómplice de asesinato

2 Minutos de lectura

17 de Junio 2020 / 11:02 CEST

El empresario noruego, Tom Hagen
Tom Hagen, el millonario noruego acusado de asesinar a su mujer, ofrece una recompensa de un millón de euros para encontrarla © Efe

Tom Hagen, cofundador de una de las mayores eléctricas de Noruega y el principal sospechoso de la muerte de su esposa, Anne-Elisabeth Hagen, madre de sus tres hijos, ha prometido una recompensa de un millón de euros para aquella persona que ofrezca información sobre el paradero de su mujer, vista por última vez en su vivienda de Lorenskog, en Akershus, cerca de Oslo, a finales de octubre de 2018.

Anne-Elisabeth Hagen
Una imagen de archivo de Anne-Elisabeth Hagen, mujer del empresario Tom Hagen, sospechoso de acabar con su vida tras 49 años de matrimonio©Efe

Tom, quien fue detenido el pasado mes de abril y puesto en libertad días después como posible sospechoso de la desaparición y posterior asesinato de su esposa, ha negado cualquier implicación en los hechos, aunque teme que el cuerpo de su mujer no sea encontrado, tal y como ha dado a conocer públicamente su abogado, Svein Holden. Un argumento que también sostienen sus hijos quienes creen que su madre fue secuestrada por alguien desconocido.

El caso fue investigado durante mucho tiempo como un caso de secuestro. Pero la hipótesis principal ahora es que Anne-Elisabeth Hagen fue asesinada, o bien por el propio Tom Hagen o por alguien ordenado por él. Se sospecha de un hombre de unos 30 años un experto en criptomonedas quien habría mantenido contacto con el empresario días antes del suceso.

Casa de empresario noruego Tom Hagen
La policía científica recoge pruebas en la casa del empresario noruego, cuyas investigaciones apuntan a que acabó con la vida de su mujer©Efe

En el momento de la desaparición de Anne-Elisabeth Hagen, hace ahora más de 600 días, la policía constató signos de lucha que sugerían que se la habían llevado a la fuerza, sin embargo, 18 meses después y tras una minuciosa investigación, la policía ha encontrado pistas evidente de que fue su marido el que cometió el asesinato o al menos conspiró para acabar con la vida de la que era su mujer desde hace 49 años.

Hay muchos especialistas del país que ven en esta recompensa una extorsión a la investigación, ya que son muchos los que piensan que Tom podría usar la información obtenida a su favor ya que los datos serían recibidos por el abogado del empresario y no por la policía. Sin embargo, otros aseguran que este dinero podría arrojar pistas relevantes sobre el caso, que mantiene en vilo a la sociedad noruega.

Tom todavía está acusado de asesinato o de haber sido cómplice de él.