Triste final para Macarena Correas, la anciana, de 92 años, desaparecida en Madrid

El cuerpo se ha hallado a un kilómetro y medio de la peluquería a la que asistió tras dos meses y medio de confinamiento

3 Minutos de lectura

03 de Junio 2020 / 10:30 CEST EUROPA PRESS

Muere una anciana a los 92 años, desaparecida en Madrid

La Policía Científica ha acudido a la casa del hijo de la desaparecida para recoger una muestra de su ADN y huellas para así contrastarlos con el cuerpo descubierto

© EuropaPress

Una patrulla de la Policía Nacional de Moratalaz ha hallado a primera hora de la mañana del pasado martes, el cadáver de una anciana en avanzado estado de descomposición en un descampado de este distrito madrileño, ha informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid y Emergencias de la capital. Los sanitarios acudieron tras el aviso a un descampado situado en el numero 71 de la calle Félix Rodríguez de la Fuente de   Madrid , cerca del conocido complejo del Ruedo. Hallaron el cuerpo sin vida de una mujer mayor y menuda aunque no lo tocaron a la espera de la llegada de la Policía Nacional, que se ha hecho cargo de la investigación, y del juez.

La Policía Científica ha acudido a la casa del hijo de la desaparecida para recoger una muestra de su ADN y huellas para así contrastarlos con el cuerpo descubierto. También le han pedido información sobre la ropa que llevaba el día en el que se le perdió la pista y otras características físicas, ha indicado a Europa Press un miembro de la familia, que de momento tampoco conocen la identidad del cadáver.

No obstante, todo apunta a que se trata de Macarena Correas Díaz, la mujer de 92 años cuyo rastro se esfumó el pasado martes por la tarde. El cuerpo se ha hallado a un kilómetro y medio de la peluquería a la que fue la anciana. Su estado de descomposición podría coincidir con un cuerpo a la intemperie durante una semana de altas temperaturas y tormentas. Macarena había acudido a las 17 horas del día 26 de mayo a la peluquería ‘Cristina Gil’, situada en el número 5 de la calle Arroyo Belincoso. Las trabajadoras no notaron nada raro; al contrario, les dijo que salía “muy contenta”después de arreglarse el cabello tras dos meses y medio de confinamiento.

La mujer vivía con su hijo en la cercana calle Entre Arroyos. A pesar de que tiene 92 años, aparentaba varios menos porque se encontraba física y mentalmente bien. Y es que apenas tomaba medicación para la tensión y podía hacer una vida independiente. La desaparecida medía 1,50 metros de estatura,de pelo rubio teñido, ojos castaños y algo achinados y un lunar marrón en el brazo.

Hallan el cadáver de una mujer que podría ser la desaparecida Marcarías Correas Díaz
Su hijo fue el que denunció los hechos a la Policía al no encontrarla al volver de trabajar©EuropaPress

Su hijo denunció los hechos a la Policía cuando volvió a casa de trabajar y no la encontró. La anciana no llevaba en el momento de desaparecer ni teléfono móvil ni bolso, solo el dinero justo para la peluquería, las llaves de la casa y posiblemente el abono transporte, que han echado en falta.

Hace unos meses sufrió un robo en su domicilio

La mujer, muy hogareña, no tenía conflictos con nadie ni problemas económicos: lo único es que hace unos meses sufrió un robo en su propia casa, donde se llevaron su cartilla bancaria. Sin embargo, durante estos días no ha habido movimientos en sus cuentas bancarias. La Policía Nacional había investigado en hospitales sin éxito. Ahora, serán los médicos forenses los que realizarán la autopsia y estudiarán el cuerpo para su identificación y posibles causas de la muerte. La familia también pide a los agentes que investiguen las cámaras de un hipermercado donde solía ir a comprar, y no lejano al lugar del hallazgo.

Una zona, la del Ruedo, que había sido rastreada por los familiares y los voluntarios del barrio que se han volcado en la búsqueda de Macarena. “Yo misma he pateado esa zona de rastrojos junto a la M-30 y he pegado carteles en una marquesina de autobuses que hay por allí, y no he visto nada raro. Lo que está claro es que ella no ha podido acabar allí por su propio pie, ni por accidente ni por despiste”, ha aseverado a Europa Press Julia, sobrina de la desaparecida.

Y es que, según ha recordado, su tía era una persona que no salía mucho de casa y era bastante miedosa. Además, no cree que pudiera haber llegado a esa zona del Ruedo andando, ya que tenía problemas en la rodilla izquierda. “Hay muchas cosas que aclarar en este caso si se confirma que el cadáver es el de Macarena”, ha aseverado.