home/NOTICIAS

Así sobrevivieron dos excursionistas durante 19 días perdidas en un bosque

Dion y Jessica, ambas de 23 años, se perdieron en el Parque Nacional de Kahurangi, Nueva Zelanda, un lugar muy ‘hostil’. En un principio planeaban una escapada de 5 días que se vio truncada

2 Minutos de lectura

31 de Mayo 2020 / 11:37 CEST

Así sobrevivieron dos excursionistas durante 19 días perdidas en el monte

El Parque Nacional de Kahurangi, Nueva Zelanda, un lugar muy ‘hostil’

© Facebook

Dos excursionistas fueron encontradas con vida aunque heridas después de llevar desaparecidas durante casi tres semanas en un paraje natural de ambiente muy ‘hostil’ en el Parque Nacional de Kahurangui, en Nueva Zelanda. Dion Reynolds y Jessica O’Connor decidieron acampar en el Valle de Anatori del Parque Nacional de Kahurangi el pasado 9 de mayo. Pero nunca regresaron, de hecho habían planeado que este pequeño viaje durase unos cinco días.

Los familiares de las jóvenes dieron la voz de alarma a las autoridades y rápidamente se puso en marcha un amplio dispositivo de búsqueda y rescate que contó con perros policía, helicópteros y drones, hasta que el día 27 de mayo dieron con ellas.

Así sobrevivieron dos excursionistas durantes 19 días perdidas en el monte
Dion Reynolds y Jessica O’Connor©Facebook

Una vez rescatadas, las jóvenes relataron por qué se perdieron y cómo sobrevivieron. Reynolds reveló que perdieron el rumbo debido a la espesa niebla y que cuando llevaban varios días caminando se dieron cuenta de que había estado haciendo la misma ruta en bucle. ‘Le dije a Jess que teníamos que parar ahora porque esa es mi huella. Estábamos muy perdidas en ese punto ’’, explicó.

Ambas mantuvieron la calma aunque se estaban quedando sin comida y necesitaban desesperadamente encontrar agua. Al séptimo día, sufrieron un problema cuando se dirigían a una cascada: caminaban por un barranco muy empinado y Reynolds se torció el tobillo. Pese a la lesión ella continuó el camino hasta llegar a la cascada.

Un día después, O’Connor también sufrió una lesión al caerse al suelo y herirse la espalda. Entonces fue cuando decidieron que se detendrían y acamparían. Lograron encontrar una corriente fresca cubierta de musgo que los mantuvo vivas hasta que llegaró divisaron un helicóptero desde el cielo. Ambas encendieron un fuego con la esperanza de llamar su atención.

“Hicieron lo correcto, que es quedarse quietas e intentar hacerse visibles”, contó el coordinador de los equipos de rescate de la Policía de Nelson, el sargento Malcolm York. Nada más ser rescatadas, se abrazaron con los rescatistas y luego fueron trasladadas al hospital. “Este es un resultado fantástico y que todos esperábamos, aunque estábamos cada vez más preocupados a medida que avanzaban los días”, dijo el comandante del área de Nelson Bays, Paul Borrell, en un comunicado.

Este parque nacional es el segundo más grande de Nueva Zelanda y cuenta con más de 450.000 hectáreas, con parajes salvajes y un frondoso bosque.