El método infalible con el que se va a combatir la basura espacial: los impuestos

Se estima que alrededor de la tierra giran en torno a 20.000 objetos provocados por desechos espaciales

4 Minutos de lectura

27 de Mayo 2020 / 16:58 CEST EUROPA PRESS

Basura espacial

La acumulación de residuos y basura en la órbita espacial de La Tierra aumenta el riesgo de colisión

© EuropaPress

Un acuerdo internacional para cobrar a los operadores tarifas de ‘uso orbital’ por cada satélite puesto en órbita es la novedosa propuesta para resolver el problema de la basura espacial que se acumula en la órbita terrestre baja e incrementa el riesgo de colisiones. Las tarifas de uso orbital también aumentarían el valor a largo plazo de la industria espacial, asegura el economista Matthew Burgess, miembro de Instituto Cooperativo de Investigación en Ciencias Ambientales de la Universidad de Colorado Boulder (CIRES), en Estados Unidos, y coautor del artículo que publica la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS)’.

Al reducir el riesgo de colisiones futuras de satélites y escombros, una tarifa anual que aumente a aproximadamente 235.000 dólares (unos 215.000 euros) por satélite cuadruplicaría el valor de la industria satelital para 2040, aseguran.

“El espacio es un recurso común, pero las empresas no tienen en cuenta el costo que sus satélites imponen a otros operadores cuando deciden si lanzarlo o no -destaca Burgess, quien también es profesor asistente de Estudios Ambientales y miembro afiliado de la facultad de Economía en la Universidad de Colorado Boulder -. Necesitamos una política que permita a los operadores satelitales tener en cuenta directamente los costos que sus lanzamientos imponen a otros operadores”.

En la actualidad, se estima que unos 20.000 objetos, incluidos los satélites y los desechos espaciales, están abarrotando la órbita terrestre baja. Es la última Tragedia de los bienes comunales, advierten los investigadores: cada operador lanza más y más satélites hasta que su riesgo de colisión privado sea igual al valor del satélite en órbita.

Hasta ahora, las soluciones propuestas han sido principalmente tecnológicas o gerenciales, recuerda Akhil Rao, profesor asistente de economía en Middlebury College y autor principal del artículo. Las soluciones tecnológicas incluyen la eliminación de desechos espaciales de la órbita con redes, arpones o láser. La desorbitación de un satélite al final de su vida útil es una solución administrativa.

En última instancia, las soluciones de ingeniería o gerenciales como estas no resolverán el problema de los escombros porque no cambian los incentivos para los operadores. Por ejemplo, eliminar los desechos espaciales podría motivar a los operadores a lanzar más satélites, lo que aglomerará aún más la órbita terrestre baja, aumentará el riesgo de colisión y aumentará los costos. “Este es un problema de incentivos más que un problema de ingeniería. Lo que es clave es obtener los incentivos correctos”, advierte Rao.

Rao y sus colegas descubrieron que un mejor enfoque para el problema de los desechos espaciales es implementar una tarifa de uso orbital, un impuesto sobre los satélites en órbita. “No es lo mismo que una tarifa de lanzamiento - precisa Rao -. Las tarifas de lanzamiento por sí solas no pueden inducir a los operadores a desorbitar sus satélites cuando sea necesario, y no es el lanzamiento sino el satélite en órbita el que causa el daño”.

Estación espacial Internacional ISS
Un posible impuesto a las operadoras de tarifas de ‘uso orbital’ a nivel internacional ha sido propuesto para descender el número de residuos orbitales©GettyImages

Las tarifas de uso orbital podrían ser tarifas directas o permisos negociables, y también podrían ser específicas de la órbita, ya que los satélites en diferentes órbitas producen riesgos de colisión variables.

Lo más importante es que la tarifa por cada satélite se calcularía para reflejar el costo para la industria de poner en órbita otro satélite, incluidos los costos actuales y futuros proyectados de riesgo adicional de colisión y producción de desechos espaciales. Los operadores actualmente no tienen en cuenta su costo en los lanzamientos.

“En nuestro modelo, lo que importa es que los operadores satelitales estén pagando el costo del riesgo de colisión impuesto a otros operadores”, explica Daniel Kaffine, profesor de economía y miembro de RASEI en la Universidad de Colorado Boulder y coautor del artículo. Y esas tarifas aumentarían con el tiempo, para dar cuenta del creciente valor de las órbitas más limpias. En el modelo de los investigadores, la tarifa óptima aumentaría a una tasa del 14 por ciento por año.

Para que funcione un enfoque de tarifa de uso orbital, los investigadores encontraron que todos los países que lanzan satélites necesitarían participar, es decir, alrededor de una docena que lanzan satélites en sus propios vehículos de lanzamiento y más de 30 satélites propios.

Además, cada país necesitaría cobrar la misma tarifa por unidad de riesgo de colisión por cada satélite que entre en órbita, aunque cada país podría recaudar ingresos por separado. Los países ya utilizan enfoques similares en los impuestos al carbono y la gestión de la pesca. En este estudio, Rao y sus colegas compararon las tarifas de uso orbital con los negocios como de costumbre (es decir, acceso abierto al espacio) y con soluciones tecnológicas como la eliminación de desechos espaciales.

Descubrieron que las tarifas de uso orbital obligaban a los operadores a sopesar directamente el valor de vida útil esperado de sus satélites contra el costo para la industria de poner en órbita otro satélite y crear un riesgo adicional. En otros escenarios, los operadores todavía tenían incentivos para correr hacia el espacio, con la esperanza de extraer algo de valor antes de que se llenara demasiado.

Con las tarifas de uso orbital, el valor a largo plazo de la industria satelital aumentaría de alrededor de 600.000 millones de dólares (550.000 millones de euros) en el escenario de negocios habituales a alrededor de 3 billones de dólares, encontraron los investigadores. El aumento en el valor proviene de la reducción de colisiones y costos relacionados con colisiones, como el lanzamiento de satélites de reemplazo.

Las tarifas de uso orbital también podrían ayudar a los operadores satelitales a adelantarse al problema de la basura espacial. “En otros sectores, abordar la Tragedia de los Bienes Comunes a menudo ha sido un juego de ponerse al día con costos sociales sustanciales. Pero la industria espacial relativamente joven puede evitar estos costos antes de que aumenten”, advierte Burgess.

tags: