La OMS suspende temporalmente los ensayos de hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19

El fármaco estaría provocando un mayor riesgo de muertes y generando enfermedades cardiacas

1 Minuto de lectura

25 de Mayo 2020 / 19:59 CEST EUROPA PRESS

hidroxicloroquina

Los datos sobre las consecuencias del medicamento han sido dados a conocer por un estudio de la revista ’The Lancet’

© EuropaPress

La Organización Mundial de la Salud ha suspendido temporalmente los ensayos en los que se está probando la hidroxicloroquina con pacientes con Covid-19 , la enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, y ha informado de que está la espera de tener más datos debido a las preocupaciones que existen sobre su seguridad.

Según ha informado Bloomberg, el organismo de Naciones Unidas ha decidido suspender estos trabajos que están realizando en el marco de lo estudios ‘Solidaridad’, después de que la revista ’The Lancet’ haya publicado un informe en el que avisaba que este tratamiento estaba relacionado con un mayor riesgo de muerte y enfermedades cardiacas.

Los estudios pueden reanudarse si los datos lo justifican. De hecho, responsables de la OMS se reunirán nuevamente y la decisión será revisada en la próxima semana o dos.

Un gran estudio de observación sugiere que el tratamiento con el fármaco antipalúdico cloroquina o su análogo, la hidroxicloroquina (tomado con o sin los antibióticos azitromicina o claritromicina), no ofrece ningún beneficio a los pacientes con COVID-19. En el estudio se analizaron los datos de casi 15.000 pacientes con COVID-19 que recibieron una combinación de cualquiera de los cuatro regímenes de medicamentos y 81.000 controles.

Hombre siendo hospitalizado por Covid-19
Los investigadores ya sugerían a los médicos que el medicamento solo debía ser utilizado en ensayos experimentales y no para tratar de forma general a pacientes con Covid-19©GettyImages


Además, la investigación ha evidenciado que el tratamiento con estos medicamentos entre los pacientes con COVID-19, ya sea solo o en combinación con antibióticos macrólidos, está relacionado con un mayor riesgo de complicaciones graves del ritmo cardíaco en estos pacientes.

Los investigadores sugieren que estos regímenes de tratamiento no deben utilizarse para tratar a COVID-19 fuera de los ensayos clínicos hasta que los resultados de los ensayos clínicos aleatorios estén disponibles para confirmar la seguridad y eficacia de estos medicamentos para los pacientes con COVID-19.