Así se inició el Covid-19 en Alemania: revelan los movimientos de la paciente 0 que provocaron los primeros contagios

Reuniones, vuelos y comidas que provocaron la expansión del virus en el país germano

2 Minutos de lectura

20 de Mayo 2020 / 13:05 CEST

Prueba de coronavirus

Un estudio revela los movimientos de la paciente 0 que provocaron los primeros contagios

© GettyImages

El estudio realizado por un equipo de epidemiólogos alemanes y publicado en la revista científica The Lancet ha permitido dar a conocer cómo se inició la cadena de contagios en Alemania. A través de su paciente cero, una ciudadana china empleada en la compañía alemana Webasto, consiguieron detectar los primeros casos en suelo bávaro.

Tal y como indican, el proceso de infección se inició con la llegada de una mujer que viajó el 19 de enero de Shanghai a Múnich tras recibir la visita de sus padres, que vivían en Wuhan. El día que aterrizó en el país germano, la mujer sintió dolor en el pecho y la espalda. Durante su estancia presentó fatiga, algo que atribuyó al jetlag, y ya de regreso a Shanghai, comprobó que tenía fiebre. Con 38,6º de temperatura y tos, fue al médico, que ordenó su hospitalización tras dar positivo por coronavirus.

El 19 de febrero, las autoridades alemanas ya habían detectado los 16 contagios derivados de la paciente cero: 4 mujeres y 12 hombres, que, en su mayoría, presentaban síntomas leves o eran asintomáticos y cuya media de edad rondaba los 35 años.

Prueba de coronavirus
Una ciudadana China que viajó a Munich por trabajo fue la paciente 0 en Alemania©EuropaPress

El trabajo detectivesco de los epidemiólogos alrededor de esta mujer revelaron la cadena de contagios. El paciente 1 fue un empleado que asistió a una reunión, celebrada en una sala pequeña y de una hora de duración, con la paciente 0. Él se sentó a su lado, y resultó contagiado, no así los otros dos asistentes al meeting que se ubicaron enfrente de la paciente 0.

Este paciente 1 contagió a su vez a otro compañero de trabajo (paciente 3) con el que tuvo contacto al trabajar en el mismo ordenador. De hecho, este paciente 3 fue el que contagió al turista alemán que viajó a la Gomera y que resultó ser el primer caso registrado de España. Ambos coincidieron durante 90 minutos en otra reunión y continuaron juntos el día en casa del paciente 3. La pareja de este, que también estuvo, no se contagió.

La fuerza de contagio de este virus es algo que se puede observar entre el paciente 4, que había tenido contacto con la ciudadana china, y el 5. “Su único contacto fue en una visita a la cantina, sentados de espaldas, cuando el paciente 5 se giró para pedirle el salero de la mesa al paciente 4”, revela el estudio.

Como resultado, el estudio señala que aunque el brote fue controlado, la contención exitosa a largo plazo y global de COVID-19 es difícil de lograr.