home/NOTICIAS

Muere un recién nacido después de que su madre diera positivo por coronavirus

Aunque se atribuyó la causa de la muerte a un ritmo cardiaco bajo, el bebé, de tres días, también tenía Covid-19

2 Minutos de lectura

14 de Mayo 2020 / 17:25 CEST

Bebé recién nacido

Investigan si el fallecimiento del recién nacido se debe al coronavirus

© GettyImages

El pequeño Coolio nació el pasado 2 de mayo en Bridgend (Reino Unido) con un ritmo cardíaco bajo y murió tan solo tres días después por una una encefalopatía isquémica hipóxica severa, es decir, por falta de oxígeno y de sangre en el cerebro. Poco después del parto, realizaron la prueba del coronavirus a su madre, Kimberly, y dio positivo, pero los médicos no consideraron que esa fuera la causa de la muerte, dado que no se ha registrado ningún caso de contagio de gestante a feto durante el embarazo. Ahora, sin embargo, las autoridades británicas están investigando si el Covid-19 fue el motivo del deceso del bebé.

Cuando Kimberly fue al hospital Princess of Wales a dar a luz, dijo a los médicos que algo no iba bien y le dieron analgésicos antes de que se desmayara. “En ese momento”, explica Carl, el padre de Coolio, a la BBC, “la cabeza del niño ya estaba casi fuera y tenían que sacarlo rápidamente, pero fue demasiado tarde para él”.

“Me dijeron que también había dado positivo por coronavirus, lo que implicaba que no se me permitiría verlo ni sostener su mano”, comenta, devastado. “La única vez que lo vi fue el último día de su vida”. Nada más nacer, trasladaron al bebé al Hospital Singleton en Swansea y allí lo mantuvieron conectado a un soporte vital hasta que Kimberly se encontrara mejor para ir a despedirse de él.

La madre del pequeño dio positivo en coronavirus poco después del parto©EuropaPress

“La noche anterior había visto cómo Coolio daba patadas dentro de la barriga de Kim. No puedo creer que haya pasado esto”, confiesa Carl. “Es más que cruel”. Para la pareja, de 49 años, el pequeño era su ”bebé milagro” porque pensaban que eran demasiado mayores para tener hijos.

Según un estudio de la Universidad de Oxford, uno de cada cuatro bebés de mujeres embarazadas con Covid-19 nació prematuramente. De los 427 partos a los que hicieron seguimiento, cinco recién nacidos murieron; de ellos, tres ”no estaban en absoluto relacionados” con el coronavirus, mientras que los otros dos, no está claro que eso haya sido la causa directa de la muerte.

Ahora, tras ese estudio, las autoridades del Reino Unido han abierto una investigación sobre el caso de Coolio y han ordenado una serie de pruebas forenses para determinar con exactitud qué es lo que hizo que el pequeño falleciera.

Últimas noticias