Detectado el primer caso de gato con coronavirus en España

Es el sexto caso de felino infectado en el mundo y todo indica que se contagió de sus dueños

1 Minuto de lectura

08 de Mayo 2020 / 11:52 CEST

Primer plano de un gato

Detectado en España el primer caso de un felino con coronavirus

© GTres

España cuenta desde hoy con el primer caso oficial de un gato con coronavirus , el sexto en el mundo. Era la mascota de una familia de Cataluña con varias personas enfermas de Covid-19, de las cuales, su propietario, murió. Negrito, como se llamaba el animal de cuatro años, sufría una cardiopatía propia de estos animales e ingresó en un hospital veterinario con dificultades respiratorias, 38,2ºC de temperatura, nivel bajo de plaquetas y una insuficiencia cardíaca.

Los veterinarios, que optaron por eutanasiarlo para evitar su sufrimiento, mandaron el cuerpo, por precaución, al CReSA. Fue allí donde comprobaron que las muestras extraídas de la nariz y el tracto digestivo del animal daban positivo en coronavirus. “La carga vírica era baja y ninguna de las lesiones que presentaba eran compatibles con la infección causada por el virus. El gato ya sufría una cardiomiopatía y luego se contagió de SARS-CoV-2”, ha señalado Joaquim Segalés, investigador del Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA-CReSA) y catedrático de la Universitat Autònoma de Barcelona.

Plano medio de un felino
La carga vírica que tenía el animal era muy baja©GTres

El caso de este gato se suma a los otros cinco que ya conocemos en el resto del mundo, y a los de ocho grandes felinos, tigres y leones, del Zoo del Bronx, en Nueva York. También en Hong Kong se confirmaron dos casos de perros con coronavirus. En todos los casos, los animales mostraban síntomas leves de enfermedad respiratoria.

La transmisión “de gato a gato” por el momento se desconoce, así como “de gato a persona”. Los estudios científicos publicados hasta ahora apuntan a que los gatos son una de las especies animales sensibles a la infección por Sars-Cov-2, pero hay pocos sobre la susceptibilidad de diferentes especies al nuevo coronavirus y sobre la dinámica de la infección en especies animales susceptibles. “Por ahora, lo que se ha visto es que la cantidad de virus en los gatos infectados es muy baja, que cursa un proceso transitorio leve y que la probabilidad de infectar a alguien es prácticamente nula”, afirma Natàlia Majó, directora del CReSA-IRTA.