Escándalo en el Reino Unido: el epidemiólogo de Boris Johnson dimite tras saltarse el confinamiento para ver a su amante

Neil Ferguson, de 51 años, ha hecho público un comunicado argumentando su actitud y admitiendo su arrepentimiento

2 Minutos de lectura

06 de Mayo 2020 / 10:31 CEST

El epidemiólogo de Boris Johnson burla el confinamiento

El epidemiólogo británico Neil Ferguson, de 51 años, uno de los hombres de mayor confianza de Boris Johnson

© Marshaj2020

El Reino Unido se ha despertado hoy con una escándalo que ha comenzado a expandirse alrededor del mundo. El científico apodado ‘Profesor Lockdown’, que convenció a Boris Johnson de imponer el confinamiento en todo el país, ha dimitido como miembro del comité que asesora al Gobierno después de que se conociera que él mismo se había saltado las restricciones impuestas al permitir que su amante atravesara Londres, al menos en dos ocasiones, para acudir a su domicilio.

El profesor Neil Ferguson, de 51 años, cuyo homónimo en nuestro país sería Fernando Simón, ha admitido que pidió a su amante Antonia Staats, de 38 años, quien vivía con su marido e hijos en otro domicilio, que acudiera a verle, violando así el confinamiento y las reglas del distanciamiento social para evitar la propagación del virus que se ha cobrado ya la vida de más de 32.000 personas en Gran Bretaña.

Antonia Saats, amante del epidemiólogo Neil Ferguson
Antonia Staats es una activista de izquierdas que repetidamente ha criticado a Boris Johnson y el Brexit en las redes sociales©Facebook/350.org

Los críticos lo han tildado de “hipócrita arrogante” y han señalado que su actitud ha avergonzado al Gobierno en uno de los días más oscuros de la pandemia justo cuando el Reino Unido ha adelantado a Italia y se ha convertido en el segundo país con más muertos por detrás de EEUU.

El epidemiólogo, director del Centro MRC para el Análisis Global de Enfermedades Infecciosas en el Imperial College de Londres y autor de uno de los informes más apocalípticos de esta epidemia en el que señalaba que el virus podría cobrarse la vida de 500,000 británicos, recibió la primera visita de su amante el 30 de marzo y una segunda el 8 de abril, a pesar de que de haberle dicho a sus amigos que su marido, un académico de 30 años, mostraba síntomas de coronavirus, según recoge el diario The Daily Telegraph.

Tras estas informaciones y después de dimitir de su puesto, el epidemiólogo , que está casado y tiene un hijo pero se cree que está separado de su mujer, mandaba un comunicado pidiendo perdón por su inadecuada actitud. “Admito que cometí un error de juicio e hice algo incorrecto. He decidido retirarme del SAGE (Grupo Asesor Científico para Emergencias, en sus siglas en inglés)”, ha dicho Ferguson en un comunicado. “Actué bajo la creencia de que estaba inmunizado, después de haber dado positivo por el coronavirus y de haberme aislado por completo durante dos semanas tras los primeros síntomas. Lamento profundamente haber perjudicado las consignas claras del Gobierno sobre la necesidad permanente de mantener la distancia social para controlar esta devastadora epidemia”, declaraba arrepentido.

La otra protagonista, Antonio Staats ha asegurado que no había nada hipócrita en su comportamiento y que mantenía una relación abierta con su marido, quien al parecer era conocedor de este relación de su mujer.