La OMS pone fin a la polémica y confirma el origen animal del coronavirus

El gobierno de Donald Trump insiste en que el virus pudo salir de un laboratorio de China algo que la Organización Mundial de la Salud ha tachado de mera especulación

3 Minutos de lectura

05 de Mayo 2020 / 10:59 CEST

Se confirma por parte de la OMS el origen animal del Covid-19

La OMS niega que el virus se originase en China, tal y como manifestó Donald Trump

© EuropaPress

La Organización Mundial de la Salud (OMS), dirigida por el etíope Tedros Adhanom, ha zanjado las versiones que indican que el coronavirus se originó en un laboratorio de China al confirmar que este patógeno “tiene origen animal”, contrariamente a lo que afirma desde hace días el Gobierno de Estados Unidos. “El coronavirus circula de forma ancestral entre los murciélagos, algo que se sabe al basarse en la secuencia genética de este virus. Lo que necesitamos entender es cuál ha sido el animal que actuó como intermediario, es decir que fue infectado por los murciélagos y lo transmitió al humano”, ha manifestado la jefa del Departamento de Enfermedades Emergentes de la OMS, María Van Kerkhove.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha tenido reparos en asegurar públicamente que el coronavirus SARS CoV-2 tuvo su origen en un laboratorio de Wuhan, lugar del primer brote epidémico, y su secretario de Estado, Mike Pompeo, agregó que el gobierno cuenta con “una enorme cantidad de pruebas” de ello.

El Covid-19 tiene su origen en un animal, aunque no se sabe aún qué animal ha sido el transmisor
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no ha tenido ningún reparo en manifestar que el virus procede de un laboratorio de Wuhan©GettyImages

El director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Mike Ryan, recalcó que Estados Unidos no ha compartido con la organización la evidencia que afirma tener. “Desde nuestra perspectiva esto es especulativo y como cualquier organización que se basa en evidencias, nos gustaría mucho recibir cualquier información relativa al origen del virus”, agregó. El médico insistió en que mientras que no se comparta esa supuesta información “hay que concentrarse en la evidencia que tenemos y que nos indica que el virus tiene origen animal”.

En su intervención, el directivo Tedro Adhanom recordó que hace pocos días mantuvo una reunión con el presidente francés Enmmanuel Macron, la presidenta de la Comisión Europea Ursula Von der Leyen y la anfitriona Melinda Gates con el fin de impulsar la iniciativa ‘’Acelerador de Acceso contra las herramientas del Covid- 19’’, para apoyar el desarrollo, producción y distribución de vacunas para prevenir el contagio del virus.

En dicha reunión los líderes de 40 países de todo el mundo se comprometen a donar 7.400 millones de euros destinados a frenar el avance del Covid-19, así como el compromiso por parte de los gobiernos a distribuir las vacunas y los sistemas de protección y diagnóstico de manera justa y equitativa por todo el mundo.

El Covid- 19 tuvo su origen en un animal y no en un laboratorio de China
Los líderes de 40 países se comprometen a donar 7.400 millones de euros para frenar el avance del virus ©EuropaPress

Además ha recordado que a pesar de las cifras positivas que están registrando muchos países no hay que olvidar “el potencial de las continuas oleadas infecciosas de Covid-19 a lo largo de todo el mundo, lo que exige que cada persona del planeta esté protegida de la enfermedad”.

En otro pasaje de la conferencia de prensa, los altos responsables en la lucha para contener la pandemia sostuvieron que la OMS ha puesto a disposición una guía para que los gobiernos puedan evaluar los riesgos que suponen las reuniones masivas ahora que varios países, sobre todo en Europa, empiezan gradualmente a rebajar las medidas de cuarentena social.

Van Kerkhove consideró que para tomar una decisión oficial a ese respecto habrá que tener en cuenta varios criterios, como la cantidad de gente que se reuniría, el lugar previsto y evaluar si la reunión no puede ser realizada virtualmente o pospuesta. En circunstancias en que los casos de coronavirus han superado los 3,4 millones en el mundo, los test de diagnóstico rápido han llegado a muchos países por vías comerciales para ser vendidos en farmacias de forma libre y que la gente pueda hacerse ella misma el diagnóstico en sus casas.

Sobre la fiabilidad de esas pruebas, Van Kerkhove ha manifestado que hay “cientos” de tipos de test para el coronavirus que se están vendiendo en el mundo y que obviamente “existen riesgos asociados a pruebas que se venden en cada esquina”. “Lo más importante es que se haya comprobado que los test que se venden realmente funcionan bien”, una garantía que solo puede darla la validación de las autoridades sanitarias.

A día de hoy, el número de casos y fallecimientos está descendiendo en algunos países, no así en otros en los que se aprecia un considerable repunte.