Una mujer hace la compra a su vecina aislada… y gana miles de euros en la lotería

Ese día no tenía que salir de casa, pero una de las personas que vive en su edificio le pidió un favor que se acabaría transformando en una lluvia de dinero

1 Minuto de lectura

29 de Abril 2020 / 14:07 CEST

Compró dos boletos en el supermercado

Aprovechó el viaje para comprar dos billetes

© Facebook

Aunque la norma general impuesta debido al coronavirus es el aislamiento para toda la población, hay determinados casos en los que podemos salir de casa para, por ejemplo, hacer la compra. Sin embargo hay algunos grupos de riesgo para los que no existen excepciones y tienen que pedir a sus familiares, amigos y conocidos que les hagan llegar aquello que necesitan. Este es el punto de partida de una historia con un final muy feliz para la mujer que decidió ayudar a su vecina.

Para conocer los detalles de primera mano tenemos que viajar hasta la localidad de Wilmington, situada en Delaware (EE UU). Allí, la afortunada protagonista de esta historia recibió el encargo de una de sus amigas que vive en el mismo edificio que ella. Al no poder salir para hacer la compra, le pidió que fuera ella en su lugar para adquirir los productos que había en su lista.

Compró dos boletos en el supermercado
La afortunada quiere comprar un vehículo y mudarse©Unsplash

Planes para invertir el dinero

La mujer no dudó ni un segundo y accedió a hacerle el favor a su vecina. Ella no necesitaba nada, pero aprovechó el viaje para comprar un par de boletos de la Lotería de Delaware. Tal y como ha confesado manteniendo su identidad en el anonimato, es una costumbre que tiene desde hace dos años. Sin embargo parece que este pequeño ritual puede haber escrito su punto final.

¿La razón? Uno de los dos billetes fue premiado con 250.000 dólares, unos 230.000 euros según el cambio actual. La protagonista de esta historia declaraba que era la primera vez que ganaba algo y aseguraba que estaba en shock porque esta lluvia de dinero llegó el día en el que se suponía que no iba a probar suerte.

Tras este golpe de fortuna, la mujer ha explicado que ya ha comenzado a pensar en qué invertirá el dinero: además de comprar un vehículo adaptado para discapacitados, espera poder mudarse a una casa nueva… pero seguro que seguirá visitando a la vecina que tanta suerte le trajo.