La trágica muerte de una doctora de Nueva York tras estar en primera línea con los pacientes de coronavirus

La mujer, de 48 años, relató a sus familiares una serie de escenas traumáticas que había presenciado trabajando en el hospital de Manhattan

1 Minuto de lectura

28 de Abril 2020 / 13:51 CEST

Dos sanitarios cubriéndose antes de entrar a trabajar

© GettyImages

El trabajo que estos días desempeñan multitud de médicos, enfermeros y demás trabajadores sanitarios es especialmente duro. Escenas traumáticas y situaciones límites se unen a un exceso de trabajo. Este motivo parece ser la causa de la trágica muerte de una médica de la sala de emergencias del Hospital NewYork-Presbyterian Allen, que luchó en primera línea contra el brote de   coronavirus.  La Dra. Lorna M. Breen, fue encontrada sin vida con heridas autoinflingidas el domingo en Charlottesville, Virginia.

Los días previos a su muerte, la mujer de 48 años relató a sus familiares una serie de escenas traumáticas que había presenciado trabajando en el hospital de Manhattan, incluida una avalancha de pacientes que murieron frente a ella antes de que pudieran ser atendidos.

La doctora había contraído recientemente COVID-19, pero había vuelto a trabajar durante una semana y media de descanso. Después de que el hospital la enviase de nuevo a casa, se mudó a Charlottesville para continuar con su recuperación siguiendo las instrucciones de su padre, el Dr. Philip C. Breen.

Un sanitario con toda la vestimenta necesaria©GTres

Solo unos días antes, el padre de Breen comprobó que su hija estaba angustiada por las devastadoras escenas que había presenciado mientras trabajaba con pacientes con coronavirus. “Ella trató de hacer su trabajo, y eso la mató. Estaba realmente en las trincheras”, dijo Phillip Breen al diario Times.

Según sus familiares, la doctora no había padecido nunca ningún tipo de enfermedad mental, aunque, tal y como revela su padre, en sus últimas conversaciones con su hija sí notó que algo no iba bien. “Asegúrate de que sea elogiada como una heroína, porque lo fue. Ella es una víctima tanto como cualquier otra persona que haya muerto”, recalcaba al citado diario.

En un comunicado, el hospital de Nueva York describió a la Dr. Breen como “un héroe que trajo los ideales más altos de la medicina a las desafiantes líneas del frente del departamento de emergencias. Nuestro enfoque hoy es brindar apoyo a su familia, amigos y colegas mientras hacen frente a esta noticia durante lo que ya es un momento extraordinariamente difícil”.