¿Cambiará para siempre la forma en la que trabajamos el Covid-19?

Una nueva forma de entender el trabajo se avecina y debemos estar preparados

por Juan Antonio Marín /


Aunque no lo veamos, o no lo queramos ver, la crisis del coronavirus ha cambiado ya el mundo en el que vivimos. Muchas de las actividades a las que estábamos acostumbrados, sobre todo las sociales, van a dejar de realizarse de manera normal y esto influye obviamente en el trabajo. Si bien los modelos de teletrabajo han venido para quedarse, muchos grandes líderes y empresarios se preguntan ¿qué será lo próximo?

Una persona trabajando desde casa por el COVID-19

La clave del trabajo en la palabra adaptación (@Unsplash)


Para Jared Spataro, vicepresidente corporativo de Microsoft 365, la clave reside en la palabra adaptación. “Millones de personas en todo el mundo se están adaptando a tiempo completo al teletrabajo y al aprendizaje online. Trabajar y aprender estando siempre conectados puede ser un reto para nosotros como humanos”.

RELACIONADO: ¿Cómo es el ambiente laboral en las empresas que teletrabajan? Esta plataforma lo calcula

Ya comentamos en este artículo que la empresa con sede en Redmond ha sido una de las que ha logrado entrar con mayor fuerza en las reuniones de cientos de empresas gracias a su aplicación Teams. En datos de la propia compañía, cada día se realizan en el mundo reuniones online en vídeo que alcanzan los 2.700 millones de minutos diarios, lo que se traduce en un aumento del 200% con respecto a los 900 millones del 16 de marzo. 

Y es que uno de los principales indicadores que estudia Microsoft en este tipo de reuniones es cómo puede mejorar las reuniones con su tecnología. La principal conclusión de sus estudios es que las personas encuentran una conexión más humana a través del vídeo y, por eso, la gente está optando por encender la cámara en muchas de las reuniones, incluso más que antes de que comenzara el confinamiento.

Una conexión más humana

Otro de los aprendizajes que ha puesto sobre la mesa la llegada del coronavirus es la posibilidad de una conciliación familiar real. Muchas empresas ya contaban con programas de este tipo, pero ahora más que nunca, con el cierre de colegios, se hace más necesario que las personas puedan disponer de más tiempo para dedicarlo a la familia.

Una familia disfrutando de la conciliación laboral

El trabajo permite jornadas más cortas y productivas (@GettyImages)


Así, Google, por ejemplo, ofrece una gran cantidad de opciones para que los más pequeños de la casa puedan entretenerse aprendiendo. Por ejemplo, a través de los mapas de Google Earth o en el canal en YouTube de Aprendizaje. Opciones cada vez más accesibles para poder aprender desde casa.

Jornadas más cortas y más productivas

Aunque si hay algo que va a cambiar a buen seguro la crisis del COVID-19 es el tiempo que pasamos delante del ordenador. En cifras de Adecco, algo más de un millón y medio de trabajadores están realizando sus tareas desde casa.

Esto implica una disminución de la jornada laboral y un aumento de la productividad, ya que se elimina el tiempo de ir o volver del trabajo, las largas pausas para desayunar o comer e incluso se reducen los tiempos de las reuniones al hacerse online. 

Un incremento de la productividad que podría terminar por imponer este sistema para muchas empresas que ya están preparadas para el cambio.