Los centros de salud de la Comunidad de Madrid dejarán de abrir los fines de semana para hacer seguimiento

La medida se ciñe a los centros de salud y los Servicios de Atención Rural de Atención Primaria seguirán abriendo sábados y domingos al estar más lejos de los hospitales

2 Minutos de lectura

24 de Abril 2020 / 11:26 CEST EFE

Los fines de semana no se abrirán los centros de salud para hacer seguimiento en las casas
Los centros de salud de la Comunidad de Madrid dejarán de abrir los fines de semana para hacer seguimiento © EuropaPress

Los centros de salud de la Comunidad de Madrid dejarán, a partir de este sábado, de abrir ya los fines de semana debido a la caída de la presión asistencial derivada de la pandemia del coronavirus, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad. La medida se ciñe a los centros de salud y, en consecuencia, los Servicios de Atención Rural de Atención Primaria seguirán abriendo sábados y domingos por estar “más lejos de hospitales”.

Mientras, los Servicios de Urgencias de Atención Primaria no abren de momento (fueron cerrados para apoyar otros niveles asistenciales) para reforzar las Unidades de Atención Domiciliarias. Según los últimos datos recabados por la administración regional, el seguimiento domiciliario de pacientes con coronavirus o sospecha de infección con sintomatología leve se elevan a 262.857 personas en el acumulado de la crisis sanitaria y a día de hoy se realiza sobre 21.343 madrileños.

La Consejería de Sanidad ha comunicado ya a los sindicatos de la Mesa Sectorial que, ante el descenso de la presión asistencial sobre el sistema sanitario, ya no es necesario que los centros de salud estén operativos los fines de semana. Sindicatos como Amyts habían reclamado que los centros de salud volvieran a la normalidad. El pasado fin de semana abrieron un total de 92 dispositivos de Atención Primaria para el seguimiento telefónico de pacientes por coronavirus y la atención de las urgencias

Los profesionales sanitarios Primaria realizan diariamente llamadas telefónicas a pacientes que están en aislamiento en casa, con síntomas leves, como casos confirmados o sospechas de infección de coronavirus y personas que han recibido el alta hospitalaria, e igualmente deben permanecer en aislamiento. En el seguimiento telefónico se requiere al paciente que se tome la temperatura, se le valora su estado de salud o se indican pautas terapéuticas para facilitar el adecuado restablecimiento.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, explicó a mediados de marzo que los centros de salud iban a abrir los fines de semana ante el impacto del coronavirus, medida destinada a hacer seguimiento de los casos leves que registraba Madrid, que concentraban el 60 por ciento del total de pacientes.

La Comunidad de Madrid ya ha iniciado diversas actuaciones de repliegue de dispositivos específicos por coronavirus, como la retirada de áreas específicas para estos pacientes en hospitales, el cierre del pabellón 7 del hospital provisional de Ifema o la ausencia ya de pacientes leves en dos hoteles medicalizados.