home/NOTICIAS

Al menos el 85 por ciento de los niños disponen de un parque a menos de 500 metros que garantiza el distanciamiento

Un estudio desarrollado por la Universidad Politécnica de Madrid ha querido demostrar que es más seguro y sano para los niños ir al parque que dar una vuelta a la manzana

2 Minutos de lectura

22 de Abril 2020 / 17:37 CEST EUROPA PRESS

Parque de Madrid cerrado por protección civil

Los resultados reflejan que muchas ciudades y barrios de Madrid disponen de ‘50 veces más superficie de parque que de acera’

© GettyImages

Un grupo voluntario de estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid (UPN), liderado por la profesora Marian Simón Rojo, ha comprobado, en el marco de una estudio sobre opciones para la vuelta a la calle de los niños durante la pandemia, que el 85 por ciento de los menores de 14 años que viven en la ciudad de Madrid tienen un parque de más de 3 hectáreas a menos de 500 metros de casa, lo que equivale a unos 8 minutos andando.

Así, sostienen que “es más seguro y sano ir al parque que dar una vuelta a la manzana”, ya que ”en esos parques hay sitio suficiente para garantizar el distanciamiento social”. ”No hablamos solo de una distancia de 2 metros, depende de cada caso, pero hay parques que permiten 10, 20, hasta 30 metros de distancia, incluso si estuvieran todos a la vez”, han indicado los autores del estudio.Como ejemplo se han referido a Villaverde, cuyos habitantes tienen “tres veces más superficie de parque que de acera”, y han añadido que en otras áreas disponen de ”50 veces más superficie de parque que de acera”.

El trabajo parte de que el confinamiento ha obligado a la infancia a permanecer en casa “en una situación absolutamente antinatural y que les está generando múltiples problemas”, y del convencimiento de que desde Urbanismo pueden aportar a la hora de pensar la organización espacial de la vuelta a la normalidad.

Parque de Madrid con un cartel informativo por el coronavirus
Desde la universidad aseguran que el estudio podría aplicarse a todas las grandes ciudades españolas©GettyImages

“La metodología es muy sencilla y aplicable en todas las grandes ciudades”, han asegurado los autores del estudio, que han buscado respuesta a las preguntas de si mantener la distancia de seguridad es más fácil en las aceras o en los parques y si se puede permitir acudir al parque y garantizar esa distanciamiento.

La conclusión es que “es más seguro y sano ir al parque que dar una vuelta a la manzana”. ”Por ejemplo en el entorno del Parque Plaza y Castañar (Villaverde), el ratio en el entorno de 500 metros es de más de 60 metros cuadrados por menor del área (equivale a una distancia de seguridad de unos 8 metros). En las aceras disponen, incluso si salieran a la vez todos los menores, de 27 m2. Permite distancias de 5 metros, de 4 si van con acompañante. Muy adecuada para poder caminar, pero necesitarían el parque para correr, saltar y moverse con un poco de libertad”, han detallado.

Además, han precisado que “buena parte de las zonas más vulnerables, con viviendas más pequeñas y hogares más numerosos se encuentran en la periferia”, donde ”hay más problemas de obesidad infantil, como demostraron los Informes de Madrid Salud sobre obesidad infantil”, zonas que ”tienen mejores estándares de zona verde por habitante”.

Según han avanzado, al final de la semana se dispondrá de los resultados completos, que explican modelos viables de permitir la salida y estancia en los parques, así como las zonas de la ciudad donde, por las características de las viviendas (tamaño reducido, presencia de mayor porcentaje de hogares de gran tamaño), esa salida tiene un impacto mayor.