Hasta ocho controles, así son las medidas dignas de una película de ciencia-ficcion para salir de Wuhan

A pesar de no haber registrado ninguna muerte en las últimas horas, en la ciudad China, foco de la pandemia, no se relaja la vigilancia para controlar el virus

1 Minuto de lectura

20 de Abril 2020 / 13:27 CEST

Concern In China As Mystery Virus Spreads

Las personas que quieran abandonar Wuhan deben portar un código QR que acredite que no han tenido fiebre en los últimos quince días

© GettyImages

La ciudad china de Wuhan, donde fue el registrado el primer caso de coronavirus el pasado mes de diciembre y se convirtió en el foco de la pandemia no ha registrado ningún fallecido este lunes, sin embargo los controles para salir de la ciudad no se han relajado y es necesario pasar hasta cerca de ocho controles sanitarios haciendo que el tiempo de los trayectos se duplique y hasta se triplique.

Tan solo para entrar en la estación de tren de Wuhan hay que pasar tres controles, además de enseñar el pasaporte y el billete del tren, piden a cada viajero los resultados negativos del test de coronavirus y el código QR que certifica que no se ha tenido fiebre en los últimos días. Y es que a pesar de que ya han pasado tres meses y la epidemia está más controlada se percibe todavía el miedo al contagio.

Así son los controles en Wuhan para controlar que se propague el coronavirus
En el foco de la pandemia se cumple a rajatabla todas las medidas para evitar el crecimiento de contagios©GTres

A diario tan solo salen dos trenes con dirección Wuhan-Pekín, pero no se llenan ya que es necesario guardar la distancia de seguridad y la capital china tan solo permite la entrada de 1.000 personas al día procedentes de fuera. Además durante el trayecto se puede ver al servicio limpieza desinfectando con lejía e incluso hay personal encargado de tomar la temperatura.

Medidas y controles en Wuhan contra el coronavirus
Los trenes que viajan a la ciudad de Pekín van medio vacíos para garantizar la distancia social©GTres

Una vez en Pekín los viajeros son separados y distribuidos en autobuses para ser trasladados a una especie de centro de datos instalados en los diferentes barrios de la ciudad, donde una vez más hay que mostrar el pasaporte, el billete de tren y como no, los resultados negativos del coronavirus. Después cada viajero es trasladado en un vehículo a su casa. Una vez allí se debe rellenar de nuevo una ficha con tus datos te desinfectan , indican que están en cuarentena y colocan sensores en las puertas de las viviendas que avisan si se abandona la residencia porque el confinamiento es total y no se puede salir ni siquiera a hacer la compra.