Cada japonés recibirá unos 850 euros como compensación por el COVID-19

Las ayudas tienen por objetivo sufragar las pérdidas económicas que hayan podido sufrir los japoneses durante la pandemia

1 Minuto de lectura

17 de Abril 2020 / 16:58 CEST EUROPA PRESS

Vistas de un paso de cebra en Tokyo durante la cuarentena

El gobierno nipón aún no ha confirmado si las ayudas económicas serán distribuidas a toda la población de forma general o si estarán sujetas a diferentes factores como la edad o renta

© GettyImages

El Gobierno japonés va a entregar una cantidad equivalente a unos 850 dólares a cada uno de sus ciudadanos para compensar las pérdidas económicas por la pandemia de coronavirus, según informó este viernes un portavoz oficial. La decisión fue adoptada durante la noche del jueves por el primer ministro nipón, Shinzo Abe, después de consultarla con los partidos de la coalición gubernamental.

La cantidad exacta que se entregará será de 100.000 yenes (854 euros/929 dólares), según confirmó Suga en su rueda de prensa diaria. Suga no precisó si los 100.000 yenes se darán a cada japonés al margen de sus ingresos o de su edad, y si además de una primera entrega el Gobierno planea seguir con esos desembolsos si se prolonga la pandemia de coronavirus.

En principio, el Gobierno japonés había estudiado la posibilidad de entregar una asignación del triple de esa cantidad a cada hogar que ha perdido ingresos por el impacto de la pandemia, pero Abe optó por distribuir los 100.000 yenes a cada persona.

Transporte público de Tokyo, Japón
Por primera vez desde que empezó la pandemia Tokio ha registrado más de 200 contagios en 24 horas©GettyImages

Al igual que en muchos países, la economía de Japón se ha visto sacudida por el COVID-19 con un efecto fuerte en sectores como el turismo y en el comercio minorista, tanto por las restricciones migratorias impuestas como por el estado de alerta sanitaria que vive el país desde hace más de una semana.

Eso ha forzado a muchos comercios a cerrar sus puertas, a la vez que en sectores como el automotor se están parando fábricas por la caída global en la demanda de vehículos.

La decisión se conoce un día después de que el Gobierno de Abe ampliara el estado de emergencia sanitaria a todo el país para evitar una propagación de la pandemia. Esa medida excepcional fue aprobada la semana pasada para Tokio y seis prefecturas más, pero ahora ha quedado extendida a las 47 prefecturas.