Esta carta dirigida al personal de un supermercado es otra de las grandes lecciones que nos deja el coronavirus

Un cliente habitual quiso mostrar su apoyo y solidaridad con los trabajadores del establecimiento donde siempre hace la compra

2 Minutos de lectura

15 de Abril 2020 / 14:54 CEST

Ha querido mostrar su apoyo y solidaridad con el personal

Tras varias manifestaciones de rechazo hacia sanitarios y empleados de supermercados, un vecino de Logroño ha querido tener un bonito gesto con algunos dependientes

© larioja.com

Esta semana una trabajadora de un supermercado de Cartagena fue noticia por la carta que recibió de sus vecinos y la réplica que les dedicó: le pedían que abandonase el edificio ‘por el bien de todos’ ya que, según ellos, incrementaba el riesgo de contagio por coronavirus. Una situación completamente opuesta a la que ha vivido el personal de un Alcampo situado en Logroño. Se encontraron una carta en la que un cliente habitual les daba las gracias por su trabajo y les mostraba su solidaridad.

Tal y como informa larioja.com, un vecino del edificio contiguo decidió dedicarles unas palabras y se las dejó en la puerta del establecimiento para que se las encontrasen cuando llegasen por la mañana para abrir. El propio hombre confiesa que su inspiración fue el suceso de Cartagena: ‘Os escribo porque he visto como a una compañera vuestra le instaron a que se fuera a otra parte porque por su oficio podía extender el contagio. Lo peor es que esta nota (sin firmar, por supuesto) la recogió un niño de diez años que, como bien supondréis, se echó a llorar’.

Ha querido mostrar su apoyo y solidaridad con el personal
La labor del personal de los supermercados está siendo alabada.©GTres

Apoyo incondicional

Cliente habitual del citado supermercado, arranca la carta asegurando que conoce bien a todas las personas que allí ejercen: ‘Son muchos años haciendo la compra y, en cierto modo, formáis parte de mi vida y de la de mi familia’. A continuación les explica que su decisión está respaldada por su mujer e hijas: ‘Os estamos inmensamente agradecidos y os lo decimos de corazón’.

Tras estas primeras palabras, no duda en dedicarles todo tipo de merecidos elogios: ‘Vuestro trabajo procurándonos los víveres que necesitamos para comer os encuadra en la Legión de Personas Heroicas gracias a las cuales esto no se ha convertido en el apocalipsis. Os apoyaremos a tope y siempre estaremos agradecidos’.

Ha querido mostrar su apoyo y solidaridad con el personal
En el escrito les muestra su apoyo y el de su familia.©larioja.com

El aplauso de las ocho

Los últimos compases del escrito los dedica a transmitirles esperanza y a asegurarles que siempre tendrán presente la labor que están prestando durante el Estado de Alarma: ‘Esto pasará y dentro de unos años contaremos a nuestros nietos, con gran orgullo, el heroico comportamiento de todos los profesionales, entre ellos las trabajadoras del Simply’. Así era como se llamaba el establecimiento antes de pasar a formar parte de Alcampo.

Este cliente termina su misiva contándoles que todos los días sale a las ocho a aplaudir y ‘sois uno de los destinatarios. Siempre con vosotros, compañeros, recibid nuestro más afectuoso abrazo, currantes’. Un ejemplo más de las valiosas lecciones que nos está enseñando la pandemia del Covid-19.