Cada día un homenaje: así recibe su familia a esta enfermera cuando llega a casa

Su labor frente al coronavirus es tan necesaria como arriesgada, razón suficiente para que se hayan inventado un gesto que le dedican cada día tras su jornada

1 Minuto de lectura

13 de Abril 2020 / 14:42 CEST

Su familia le dedica cada día una sorpresa: globos, confeti, flores, aplausos

Una de las ideas fue regalarle rosas.

© Twitter

Tanto en España como fuera de nuestras fronteras, el personal sanitario es homenajeado cada día. En nuestro país nos reunimos a las ocho de la tarde para darles un aplauso. Gesto al que se han unido pancartas de apoyo y otras iniciativas como, por ejemplo, la de la Policía que recorre las puertas de diferentes hospitales de Madrid para agradecerles el trabajo que están haciendo o el de la iniciativa Food 4 Héroes. Otros detalles tienen lugar en la intimidad del hogar como el que recibe esta enfermera de parte de su familia.

  

El vídeo ha sido publicado por la CBS y aunque su punto de partida es Nueva York, las imágenes se han expandido por las redes sociales. Con casi 300.000 reproducciones, más de 4.000 ‘Me gusta’ y unos mil retweets, Twitter se ha rendido a la genial idea de esta familia. La protagonista es enfermera y tanto sus hijos como su marido querían darle las gracias por su trabajo, conscientes de que se expone de forma constante al riesgo de ser contagiada por Covid-19 y, a pesar de ello, llega con una sonrisa a casa. Algo de lo que podemos ser testigo en el vídeo.

Su familia le dedica cada día una sorpresa: globos, confeti, flores, aplausos…
Cada día le espera algo distinto al llegar a casa.©Twitter

En las imágenes podemos comprobar su gran imaginación ya que cada día la reciben de una manera diferente para homenajearla. La primera idea consistió en una gran lluvia de globos que la pilló, totalmente, por sorpresa. En otra ocasión, al abrir la puerta de su casa, uno de sus hijos le facilitó lo necesario para limpiar y desinfectarse las manos y, a continuación, recibió una rosa de cada uno de ellos.

Otro día, al abrir la puerta, le dieron la bienvenida con algo muy propio de las celebraciones: confeti. Eso sí, uno de sus hijos pasó el aspirador rápidamente para evitar que estas pequeñas piezas de papel se colasen por los rincones más recónditos. El último gesto, por ahora, ha sido un sonoro y sentido aplauso que emocionó a esta enfermera y a todos los usuarios de las redes que se unieron al homenaje a través de sus comentarios.