home/NOTICIAS

Las claves de las mascarillas higiénicas que se repartirán en el transporte

Estas máscaras deben cubrir la nariz, boca y barbilla y, una vez ajustadas, no deben tocarse con las manos

2 Minutos de lectura

13 de Abril 2020 / 08:41 CEST EFE

Nuevas mascarillas que se repartirán en el transporte público

A partir de hoy se reparten mascarillas entre la población que coge el transporte público para ir a trabajar como protección complementaria

© Efe

Las mascarillas higiénicas que a partir de hoy se repartirán en el transporte público son una protección complementaria para aquellas personas que tienen que salir a la calle por motivos laborales y por ello no pueden mantener el distanciamiento social. Estas máscaras sirven de barrera de protección pero no poseen filtros de partículas. Son para personas adultas sin síntomas que no tengan mascarillas quirúrgicas ni máscaras filtrantes de protección contra partículas. Según han precisado a Efe fuentes de Interior, algunas de las que se repartirán serán reutilizables.

Estas máscaras deben cubrir la nariz, boca y barbilla y, una vez ajustadas, no deben tocarse con las manos. Si lo hace, deberá lavárselas antes. La mascarilla higiénica solo la puede utilizar una persona y preferiblemente una única vez, aunque puede hacerlo varias si la usa en periodos de tiempo muy cortos. Una vez usada se debe desechar. Si se lava, debe hacerse con agua y jabón, o frotando con una solución hidroalcohólica. Antes de manipularla, la persona debe lavarse las manos; después la coloca en la cara, la ajusta, sitúa las cintas exteriores a ambos lados de las orejas, baja la parte inferior a la barbilla y verifica que la cubre.

Se reparten mascarillas para aquellas personas que utilicen el transporte público
Se recomienda no usar la mascarilla más de cuatro horas, y en caso de que se humedezca o deteriore, se aconseja sustituirla por otra nueva©Efe

Si está colocada correctamente, no se deben tener molestias respiratorias y si se tiene que tocar no hay que olvidar que antes se deben lavar las manos. Otra cosa a tener en cuenta es el cómo hay que quitarlas ya que es un paso importante para prevenir el contagio. Para evitar la contaminación al retirar una mascarilla, se deben seguir los siguientes pasos:

En primer lugar es preciso quitarse los guantes de protección, para posteriormente lavarse las manos con agua y jabón o frotarlas con una solución hidroalcohólica. Luego, se debe retirar la mascarilla sin tocar la parte frontal de la misma. Desecharla en un recipiente específico, en un contenedor provisto de una bolsa de plástico (preferiblemente con tapa y control no manual). Se recomienda utilizar doble bolsa para preservar el contenido de la primera bolsa en caso de desgarro de la bolsa exterior. También se pueden desechar en los contenedores para desechos biológicos. Y por último, lavarse las manos de la misma forma que hemos repetido.

Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a cuatro horas, y en caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se aconseja sustituirla por otra nueva. Durante ese tiempo, solo se pueden usar varias veces si se retira de acuerdo a las explicaciones, se almacena temporalmente o se cuelga para ofrecer el menor contacto posible, y se vuelve a colocar de acuerdo con las instrucciones. Tampoco se debe colocar en una posición de espera en la frente o debajo de la barbilla durante y después del uso.