home/NOTICIAS

PROTAGONISTAS

El sorprendente gesto de un policía con una doctora cuando la detuvo por exceso de velocidad

Al saber que era médico, le dijo que era irresponsable ir a esa velocidad y en lugar de multarla el agente hizo algo inesperado

1 Minuto de lectura

12 de Abril 2020 / 09:35 CEST

temaviral

El agente paró a la doctora por exceso de velocidad (Minessota State Patrol).

© Minessota State Patrol

La doctora Sarosh Ashraf Janjua volvía en coche a casa por una carretera en Minnesota. Conducía rápido, a 85 millas por hora (unos 136 kilómetros por hora) en una zona de 112 km por hora, y un policía estatal la detuvo. Según contaba en su cuenta de Facebook, al ver que su matrícula era de Massachusetts, le preguntó por qué iba en aquella dirección. Ella le explico que todos los meses viaja allí por su trabajo como cardióloga. El policía volvió a su coche y al regresar le dijo que no era responsable ir a esa velocidad. Sarosh esperaba ser multada, pero le dejó seguir su camino solo con una advertencia. Y antes de que se fuese le dio un puñado de mascarillas para la protección contra la pandemia del coronavirus.

Sarosh, según se recoge en el diario ‘Star Tribune’, escribía que se echó a llorar. Y añadía que “este completo desconocido, que no me debía nada y que está más en la primera línea que yo, compartió sus preciosas mascarillas conmigo, sin ni siquiera preguntarme”. Para ella, y quería resaltarlo, las mascarillas tenían un valor más allá de su simple papel para frenar la propagación del virus.

El policía, que se llama Brian Schwartz, se dio cuenta de que las que llevaba la doctora en su bolso estaban siendo reutilizadas. Como sabía que había escasez de equipos de protección pensó que podría hacer uso de las que le iba a dar. Así lo explicaba el portavoz jefe de la patrulla, Gordon Shank, que apuntaba también que tanto Brian cómo sus compañeros “están trabajando duro durante la pandemia y están pensando en quienes están cuidando a los habitantes de Minnesota durante este momento crítico”.

Sarosh confirmó que la mascarilla que llevaba en el coche estaba lista para ser reutilizada porque prefiere dejar todas las que pueda a aquellos que están trabajando con los casos confirmados por coronavirus. Aunque estaba preocupada por la salud de sus padres, decía que, después de la situación que ha vivido, “por ilógico que pueda parecer también me he preocupado un poco menos por ellos al conocer al oficial Schwartz. Sé que hay buenas personas como él en todas partes”.