Guía sencilla para enseñar a las personas mayores a hacer videollamadas durante el confinamiento

Vernos a través de una pantalla es la mejor forma de sentir más cerca a los nuestros, pero a cierta edad la tecnología puede ser todo un reto

por Elena Sanz Bartolomé /


El coronavirus es un riesgo para cualquier ser humano, pero lo cierto es que dentro de la población hay grupos más vulnerables que otros. Uno es el de las personas de más edad, razón por la que deben permanecer aisladas en sus viviendas y evitar salir a la calle. Para respetar esta medida han ido surgiendo diferentes iniciativas que se prestan, de forma altruista, a echarles una mano. Hacerles la compra es una de ellas y enseñarles a hacer videollamadas es otra.

A veces la tecnología es complicada para las personas mayores

Si pueden ver a sus familiares, se sentirán menos solos. (© GTres)

Una gran parte de los mayores que están confinados en sus casas debido al Covid-19 viven solas y aunque disponen de teléfonos para mantener el contacto con sus familias, amigos, conocidos y vecinos… no tienen esa magia de las llamadas por vídeo. Esta fórmula nos acerca a pesar de las distancias, nos permite ver y no imaginar a la gente que queremos. El problema es que a veces las personas de más edad no terminan de entender este tipo de tecnología.

En ellos ha pensado TechPeople Care, una plataforma formada por expertos informáticos del grupo TEDECO (Technology for Development and Cooperation) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM). Han publicado un vídeo en Youtube que dura cuatro minutos y medio. En él dan unas sencillas instrucciones para que cualquier mayor que no tenga conocimientos digitales sea capaz de ponerse en contacto con los suyos a través de la pantalla.

Una aplicación sencilla

El primer paso  es conseguir un teléfono móvil que ya no usemos. Cuando lo tengamos, hay que formatearlo para eliminar todas aquellas aplicaciones que no sean necesarias; si hay alguna que no se puede borrar porque es nativa (es decir, viene de serie con el terminal), lo más adecuado es ocultarla en una carpeta.

A veces la tecnología es complicada para las personas mayores

No olvides anotar todas las instrucciones. (©Pixabay)

La siguiente fase es descargar la app de videollamadas y mensajería que escojamos. Para ello hay diferentes opciones: WhatsApp, Skype, Houseparty, Google Duo, Gruveo, Jitsi… Recuerda que cuanto más intuitiva sea, más fácil resultará manejarla. Cuando la tengamos, la colocamos en la pantalla principal del móvil.

Desinfección total

A continuación añadimos los contactos o creamos una sala para que todos los familiares accedan y puedan ponerse en contacto con la persona en cuestión. Para facilitar este proceso, TechPeople Care recomienda que en el código de acceso se introduzca su propio número de teléfono u otro que le resulte sencillo recordar. Por último, no olvides conceder permiso a la aplicación para que acceda al micrófono y a la cámara.

El último punto pasa por entregar el teléfono. Para ello limpia tanto el terminal como el cargador: puedes hacerlo con una toallita húmeda de las que se emplean para limpiar gafas o con un paño impregnado ligeramente con agua y jabón o gel desinfectante. Mételo en una bolsa desinfectada junto con una hoja en la que habrás tenido que escribir las instrucciones que debe seguir para realizar la videollamada. Ahora sólo tienes que llevárselo a casa (o al lugar en el que se encuentre) y empezar a veros a través de la pantalla.