Así ayuda a la sanidad española la familia de Denise, la peregrina estadounidense asesinada en León

Agradecidos por el trato que recibieron en España tras la trágica muerte de la mujer, sus familiares han querido aportar su granito de arena para paliar esta crisis sanitaria

1 Minuto de lectura

07 de Abril 2020 / 00:00 CEST E.V.

Denise Pikka

La familia de Denise Pikka ha donado 1.100 mascarillas a España

© Agencias

La estadounidense de origen chino Denise Pikka Thiem fue asesinada en León en 2015 mientras hacía el Camino de Santiago. A pesar del dolor tan grande que les supuso la tragedia, se sienten desde entonces profundamente agradecidos a la sociedad y a la policía española por el trato recibido cuando vinieron a España tras saber lo ocurrido. Por eso ahora han querido ayudar en la medida de sus posibilidades a paliar la crisis sanitaria en nuestro país, enviando cientos de mascarillas.

Una de las primas de Denise vive en Hong Kong y, en concreto, ha donado a la sanidad española 1.100 mascarillas, muchas de las cuales son FFP2 (unas de las que más protegen frente al coronavirus), como recoge ‘La Voz de Galicia’.

Para realizar la entrega, lo primero que hizo esta mujer fue contactar con una de las personas que Denise conoció durante el Camino de Santiago. Se trata de un guía que dejó su teléfono móvil a la estadounidense para que esta pudiera enviar unas fotos a su hermano; gracias a ese gesto, la familia de la peregrina estadounidense llamó a ese número cuando desapareció y el guía les brindó su ayuda en esos terribles momentos.

mascarillas
Ya se ha hecho entrega de las mascarillas a Protección Civil para su posterior reparto©GettyImages

El material donado ya ha llegado al aeropuerto de Madrid y ya ha sido entregado a Protección Civil para su posterior reparto. Sin embargo, el proceso no ha sido sencillo, puesto que se han tenido que realizar varios envíos. Además, la prima de Denise se ha hecho cargo de los costes aduaneros.

Denise Pikka tenía 41 años cuando fue asesinada, el 5 de abril de 2015, cerca de la localidad leonesa de Castrillo de los Polvazares. Su asesino, Miguel Ángel Muñoz Blas, cumple actualmente una condena de 23 años de prisión.