Nueva tragedia en la familia Kennedy: desaparecen la nieta de Robert F. y su hijo tras un accidente en canoa

Se trata de Maeve Kennedy Townsend McKean, de 40 años, y su hijo Gideon, de 8. Las autoridades han tomado la decisión de suspender su búsqueda

2 Minutos de lectura

04 de Abril 2020 / 00:00 CEST

familia kennedy

Maeve Kennedy McKean, a la derecha de la imagen

© GettyImages

Después de la muerte el pasado agosto de Saoirse Kennedy, de 22 años, una nueva tragedia vuelve a golpear al clan de la conocida familia estadounidense: Maeve Kennedy McKean, nieta del fallecido exsenador Robert F. Kennedy, y su hijo de ocho años, Gideon, desaparecieron el pasado jueves tras sufrir un accidente mientras navegaban en una canoa por la bahía de Chespeake, en la costa de Maryland, según recogen los medios estadounidenses.

Maeve, de 40 años, y su hijo pequeño fueron vistos por última vez en la noche del jueves en las aguas de la localidad Shadt Side, en Maryland, a unos 50 kilómetros de Washington. Según recogen las autoridades y allegados, la familia se encontraba de visita en casa de su abuela materna cuando, por un juego, la madre y el niño se aventuraron en una canoa para recuperar un balón con el que jugaban en la vivienda, situada en primera línea de mar, y que había caído al agua.

“Se alejaron más de lo que podían controlar y no pudieron regresar”, cuenta el marido y padre de los desaparecidos, David McKean, al diario ‘The Washington Post”. La guardia costera recibió un aviso de que dos individuos habían sido vistos luchando por volver a la costa en una canoa y que ”no los volvieron a ver”.

En el momento de sus desapariciones, reportan que los vientos soplaban hasta 50 kilómetros por hora con olas de casi un metro. Unidades aéreas y marítimas de la Guardia Costera han peinado una área de 6.000 kilómetros cuadrados en su búsqueda.

familia kennedy
VER GALERÍA
Maeve y David con sus hijos en la gala del pasado diciembre de la organización ‘Robert F. Kennedy Human Rights©GettyImages

“Ha sido un caso difícil, y ha sido todavía más difícil tomar la decisión de suspender la búsqueda”, ha trasladado el comandante Matthew Fine, según recoge la cadena CNN. ”Nuestras tripulaciones y compañeros han hecho todo lo posible para encontrarles. Hemos mantenido en todo momento a la familia informada durante la búsqueda y nuestros pensamientos están con ellos esta noche”, ha añadido el comandante encargado de la investigación.

Por su parte, Kathleen Kennedy Townsend, hija de Robert F. Kennedy y madre y abuela de los desaparecidos, lamentó en un comunicado que la búsqueda de Maeve y Gideo ha pasado de ser una misión de “rescate” a una de ”recuperación” de los cuerpos, por lo que los darían por muertos. ”Maeve era vívida. Siempre sabías cuando estaba a tu lado. Su sonrisa fuerte, descarada e infecciosa. Hacía todo con todo con plenitud y todo su corazón (...) Mi corazón está aplastado, pero trataremos de invocar la gracia de Dios y la fuerza que tenemos para honrar la esperanza, la energía y la pasión que Maeve y Gideon establecieron en el mundo”, añadió en un comunicado Townsend, que fue vicegobernadora del estado de Maryland.

LA TRAGEDIA EN LA FAMILIA KENNEDY

Parece que la tragedia no deja de rodear a la familia Kennedy. En 1968 tuvo lugar el asesinato de su abuelo, el entonces senador estadounidense por Nueva York, Robert F. Kennedy, que fue asesinado a tiros en Los Ángeles justo después de ganar las primarias de California para la nominación presidencial demócrata en 1968. Además, dos de los hijos de Robert y Ethel sufrieron muertes prematuras: David, de una sobredosis de drogas en 1984 a los 28 años, y Michael, en 1997 a los 39.

familia kennedy
VER GALERÍA
Los Kennedy, muy afectados por el inesperado fallecimiento de Saoirse el pasado agosto.©GTres

El hermano mayor de Robert, el presidente John F. Kennedy, fue asesinado cinco años antes en Dallas, y su hijo, John Jr., murió junto con su esposa y su cuñada cuando el avión que estaba pilotando se estrelló en el Atlántico frente a Martha‘s Vineyard, no lejos del puerto de Hyannis. El pasado agosto, otra nieta de Robert F. Kennedy, Saoirse Kennedy Hill, falleció a la edad de 22 años como resultado de una sobredosis accidental de drogas.