1. home
  2. /Noticias

Un megáfono y una imaginación infinita: así es como este hombre dejó de aburrirse durante el aislamiento

Sus trabajados atuendos están triunfando en las redes sociales: cada día elige un personaje o una temática y lo interpreta con lo que encuentra por casa

1 Minuto de lectura
Un hombre se disfraza cada día de un personajes o temática para animar el aislamiento por el coronavirus

Ha interpretado a una bruja que ‘volaba’ sobre su escoba.

© Twitter

El coronavirus nos obliga a estar aislados en casa, un espacio en el que tenemos que hacer todo: trabajar, estudiar, pasar nuestro tiempo libre… La oferta de actividades es muy extensa y cada vez son más los que se animan a hacer ejercicio, a cocinar o a recuperar viejas aficiones como la pintura. Sin embargo todavía hay algunas personas a las que no poder salir a la calle les pasa factura y, evidentemente, se aburren. Es ahí donde entra en juego la imaginación y la del protagonista de esta historia tiene pinta de ser infinita.

Las redes sociales han ayudado a que este hombre sea conocido en casi todos los rincones de nuestro país. Y no sólo él, también la idea que ha tenido para alegrar su confinamiento y el de las personas que le rodean. ¿Cómo lo está consiguiendo? Disfrazándose. Cada día (y ya son unos cuantos) elige una temática diferente y se viste con lo que encuentra por su casa.

Eso sí, la diversión no acaba dentro de su hogar porque una vez que ha terminado de confeccionar su atuendo sale a mostrárselo a sus vecinos y no lo hace de una forma cualquiera. Megáfono en mano anuncia su llegada al grito de “Me aburro, me aburro, me aburro mucho”. De esta guisa ha dado ideas para disfrazarse de personajes famosos como el humorista Gila, la Princesa Leia de La Guerra de las Galaxias o de Wally, el protagonista de los conocidos libros.

Tiene recursos para disfrazarse de cualquier personaje.

El repertorio también incluye un luchador mexicano, un esgrimista, un buzo al que no le falta ningún detalle, un romano, un árbol, un gnomo o una bruja… que va montada sobre su propia escoba. Esta divertida iniciativa está triunfando en las redes sociales y en Twitter los usuarios no sólo le agradecen la manera de amenizarles el aislamiento, también se preguntan de dónde saca tantos disfraces y complementos para dar forma a sus personajes: “¿Quién es, Harpo Max?” o “¿Dónde vive? ¿En una tienda de disfraces?”.