1. home
  2. /Noticias

La ocurrente idea de este cartero para animar los repartos de sus vecinos aislados por el coronavirus

Tras dos años relacionándose a diario con sus vecinos, el aislamiento le desanimó así que pensó una divertida forma de solucionarlo

1 Minuto de lectura
El distanciamiento social le provocó un bajón, pero lo solucionó de una forma muy divertida

Cada día elige un personaje distinto.

© jon_the_viking_matson

Son muchos los empleados que tienen que seguir al frente de sus trabajos a pesar del aislamiento por el coronavirus. Forman parte de los servicios esenciales y no sólo en España, también fuera de nuestro país. Afrontar cada jornada es complicado debido a la situación y por ello, buscan maneras de ser positivos y levantar el ánimo al resto. Disfrazarse es una de estas fórmulas.

Para encontrar al protagonista de esta historia tenemos que viajar hasta West Boldon (Reino Unido). Allí es donde vive y trabaja repartiendo cartas Jon Matson, de 39 años. Evidentemente no puede teletrabajar porque su cometido no lo puede realizar desde su hogar y por ello, ha decidido cambiar la forma en la que lleva a cabo sus entregas diarias.

Este cartero lleva dos años realizando la misma ruta, algo que le ha servido para conocer a prácticamente todo el vecindario y para establecer una bonita relación de confianza con ellos. El problema es que ahora, debido a la crisis del Covid-19 y a la necesidad de mantener un distanciamiento social, no puede entablar conversación con sus vecinos como hacía antes. Tampoco puede relacionarse mucho con sus compañeros y esto había provocado que estuviera bajo de ánimo.

El cartero hace su trabajo disfrazado
Algunos vecinos le agradecen su iniciativa.©Instagram: jon_the_viking_matson

Cada día, un nuevo disfraz

Jon decidió dar rienda suelta a su imaginación para encontrar la manera de animarse a sí mismo y al resto. Y la ha encontrado: cada mañana se olvida de su uniforme y se disfraza. La vestimenta cambia cada día y así sorprende a todo el mundo con sus divertidas ocurrencias, que, además, comparte en su cuenta de Instagram.

Sus fotos vestido del popular personaje de la serie de libros ¿Dónde está Wally?, de egipcio, de campesina, de animadora, de vikingo… no sólo están triunfando en las redes sociales, también están levantando el ánimo de sus vecinos que le agradecen esta genial iniciativa dejándole diferentes regalos, detalles y mensajes junto al buzón de sus casas.