1. home
  2. /Noticias

La solidaria iniciativa de una panadera de Álava para comprar material sanitario a la Guardia Civil

Propuso al resto de comerciantes de su barrio organizar una colecta y consiguieron llevar a los agentes cientos de mascarillas, guantes y geles

1 Minuto de lectura
Pedro Sanchez Explains The Alarm State At Parliament

El objetivo era llevarles material que les ayude a minimizar el riesgo de contagio.

© GettyImages

El barrio Sansomendi en Vitoria es el segundo foco de coronavirus más importante del País Vasco y teniendo en cuenta que los medios para protegerse del Covid-19 y luchar contra él son escasos, una panadera ha puesto en marcha una iniciativa de lo más solidaria. Según informa El País, en poco más de una logró reunir algo más de 1.000 euros para comprar material y cederlo a la Guardia Civil.

Loli se puso manos a la obra junto al resto de comerciantes del citado distrito. La idea surgió el pasado sábado y se lo contó a sus compañeros de gremio. De forma inmediata comenzó una colecta que tenía como objetivo donar material a los guardias civiles ya que están “escasos de medios”, explica la panadera al citado medio.

La respuesta fue inmejorable y la implicación fue máxima ya que colaboraron hasta los establecimientos que estos días han cerrado. Todos se han volcado aportando la cantidad que podían de forma voluntaria: desde la floristería hasta la carnicería pasando por el estanco.

Spain Extends Stricter Coronavirus Lockdown As Death Toll Continues To Rise
Un Guardia Civil con mascarilla.©GettyImages

Material sanitario para evitar contagios

Tras la recaudación era momento de activar la parte logística. Para ello recurrieron al farmacéutico del barrio que preparó un cargamento con el dinero recogido: habían logrado reunir suficiente para comprar 300 mascarillas, 150 geles desinfectantes y guantes de protección. De esta manera querían poner su granito de arena para que la Guardia Civil de Álava contase con más medios para hacer frente al coronavirus y minimizar el riesgo de contagio.

Con todo este material, la panadera y la carnicera del barrio de Sansomendi se dirigieron al Acuartelamiento de Álava. El general jefe de la zona las recibió tanto a ellas como a todo lo que habían comprado para los agentes: “Estamos muy agradecidos. Es un detalle muy bonito”. Una entrega que tuvo su propia banda sonora ya que un grupo de vecinos se acercaron para dedicar un aplauso a los guardias civiles.