1. home
  2. /Noticias

Los 5 prácticos consejos de los bomberos para convertir tu casa en una zona limpia de coronavirus

Para todos aquellos que siguen trabajando o para los que salen dentro de las excepciones, explican cómo comportarse y qué hacer para evitar riesgos de contagio

1 Minuto de lectura
Consejos Bomberos

Al regresar, tenemos que tomar algunas precauciones.

© GTres

El Real Decreto al que el Gobierno dio forma hace dos semanas obliga a los ciudadanos a permanecer en casa aislados con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus. Al mismo tiempo establece una serie de casos excepcionales en los que sí podemos salir de nuestras viviendas. Conscientes de ello, los Bomberos de Madrid han querido instruirnos sobre cómo protegernos cuando volvemos de la calle.

Estos días el personal sanitario, los transportistas, los repartidores, los empleados de supermercados y todos aquellos trabajadores de servicios esenciales salen y entran de sus hogares. Igual que ellos, lo hacen las personas que tienen que ir a comprar, a la farmacia, al banco o a cuidar a mayores, menores, dependientes…

Cada vez que vamos al exterior nos exponemos al riesgo de contagio aunque vayamos debidamente preparados. Por ello, al regresar tenemos que aplicar algunas medidas para que nuestro domicilio sea una zona limpia. Los Bomberos de Madrid han publicado un vídeo en sus redes sociales con una serie de consejos para ayudarnos en esta importante labor:

  

1. No tocar nada

Al entrar en casa, hay que evitar cualquier contacto con los diferentes objetos y con las personas que vivan con nosotros.

2. Una caja

Mete las llaves, la cartera, el monedero o el bolso en un recipiente de este tipo que esté en la entrada.

3. Calzado

Es aconsejable que dejes los zapatos o las zapatillas en el recibidor. No hace falta que se queden fuera.

4. Teléfono móvil

Hay que desinfectarlo y para ello podemos aplicar con un papel desechable una disolución hidroalcohólica o agua y jabón; también son efectivas las toallitas para limpiar las gafas.

5. Manos

Por último, debemos lavarnos las manos con agua y jabón para, después, secarlas con algo que podamos tirar. Si es posible, intenta no tocar nada, incluido el grifo.