Un cura extremeño planta cara al coronavirus y sube al tejado de la iglesia para dar misa

El Covid-19 se ha cebado especialmente con su pueblo y por esta razón, el párroco ha decidido no dejar solos a sus feligreses durante el aislamiento

1 Minuto de lectura

27 de Marzo 2020 / 10:27 CET ELENA S. BARTOLOMÉ

CuraArroyoLuz1

La parroquia de La Asunción donde Juan Manuel ejerce (Ayuntamiento de Arroyo de la Luz).

© Ayuntamiento de Arroyo de la Luz

La crisis sanitaria del coronavirus nos ha obligado a cambiar nuestra rutina y ahora debemos hacer todo desde casa: desde trabajar o estudiar hasta pasar nuestros ratos de ocio. La población se ha tenido que adaptar a esta nueva forma de vida y los profesionales han buscado las maneras para seguir ejerciendo: teletrabajo, clases virtuales… e, incluso, subirse a un tejado. Esta ha sido la idea de cura de Arroyo de la Luz (Cáceres).

Juan Manuel García Acedo es el párroco de esta localidad extremeña de 5.800 habitantes. Un municipio que se ha convertido en uno de los focos del Covid-19 en la región. La pandemia se ha cebado especialmente con ellos: ya han perdido a varios vecinos y tienen decenas de afectados. Por ello, este religioso decidió pedir “la bendición del Santísimo” para que llegue a todo el pueblo y ayude a acabar con la pandemia. Lo hizo desde la azotea de la parroquia de La Asunción.

Desde este punto celebró un ‘corpus christi’ ataviando con su ropa litúrgica. Lo cierto es que no es la primera vez que Juan Manuel sube a las alturas del templo. Se trata, según él, de un lugar de fácil acceso desde el que puede bendecir a los feligreses que salen a las ventanas y a los balcones de sus viviendas para “buscar la protección del Señor”.

  

El ejemplo de Italia

Este cura extremeño se ha inspirado en los sacerdotes italianos. Unos han sacado la Custodia de Cristo por las calles de diferentes ciudades y otros han decidido subir a la cubierta de las iglesias para celebrar las eucaristías desde allí y que sean visibles para todos. Así pasó en Santa Maria della Salute de Nápoles, donde el párroco ha instalado un altar para decir misa desde el tejado.

Además de esta iniciativa, el cura de Arroyo de la Luz sigue adelante con su rutina y, cada día, transmite en directo la eucaristía por una emisora de radio que tiene. Después la cuelga en Facebook, una red social en la que también sube los vídeos que graba y que le da la oportunidad de seguir en contacto con sus vecinos.