La multinacional española Grifols producirá un tratamiento contra el COVID-19 que aún debe probarse

Ha sellado un acuerdo con autoridades sanitarias Estados Unidos

por EFE, Tu Otro Diario /


A medida que pasan los días y con todas las capacidades científicas y técnicas centradas en la consecución de vacunas y remedios contra la epidemia, surgen más ensayos clínicos y propuestas cada vez más prometedoras. La última importante está protagonizada por una multinacional española, Grifols, que esta noche ha anunciado un acuerdo de colaboración con diversas instituciones estadounideneses para producir un nuevo tratamiento

Tratamiento

Ya se están ensayando varias vacunas y tratamiento contra la nueva enfermedad que ha puesto en jaque al mundo (Getty Images). 

En concreto, se trata de recoger plasma de pacientes recuperados del COVID-19, procesarlo y producir inmunoglobulinas hiperinmunes. El pacto incluye la colaboración en el desarrollo de estudios preclínicos y clínicos necesarios para determinar la eficacia de la terapia.

RELACIONADO: España compra a China material sanitario por 432 millones de euros

La firma, que también colabora en España en un ensayo clínico con plasma inactivado, asegura que se trata de un acuerdo de colaboración multilateral con la autoridad estadounidense de Desarrollo e Investigación Biomédica Avanzada (BARDA), con la autoridad sanitaria estadounidense (FDA, en sus siglas en inglés) y con otros organismos federales de salud pública.

Concreta que pondrá a disposición del proyecto su red de centros de donación aprobados por la FDA, organismo del Gobierno que regula los medicamentos en EEUU, que examinará e identificará a los donantes, junto a otros organismos de salud estadounidenses, y procesará el plasma para producir las inmunoglobulinas hiperinmunes en sus instalaciones especialmente diseñadas y aisladas para enfermedades infecciosas en Clayton (Carolina del Norte, EEUU).

Virus

Aún deberá probarse la efeciacia de este tratamiento (Europa Press). 

La empresa también está colaborando con algunos centros hospitalarios españoles en el diseño de diversos estudios clínicos para la utilización de algunos de los productos derivados del plasma, como son las inmunoglobulinas intravenosas y alfa-1 antitripsina, para comprobar su eficacia para el tratamiento contra el COVID-19.

RELACIONADO: Chen Wei, conocida como 'la terminator del ébola', desarrolla una vacuna contra el Covid-19

Ya hace algunos años, a raíz del brote de ébola en África, Grifols puso en marcha un proyecto que le llevó a finales de 2018 a procesar plasma procedente de supervivientes sanos del ébola de Liberia, que utilizó para producir inmunoglobulina anti-ébola y tratar a la población afectada por esa enfermedad en otros países de África.