La tierna lista de la compra de una señora que no puede salir de casa

La vecina que se encarga de salir a por todo aquello que necesita se ha encontrado con una nota preciosa que ha compartido en redes

2 Minutos de lectura

25 de Marzo 2020 / 15:10 CET

listacompra1

Parte de la lista que escribió la señora

© hijadelpupas

Frenar la pandemia del coronavirus es una labor que atañe a todo el mundo, sin excepción alguna. Desde los más pequeños de la casa hasta los más mayores, que son uno de los colectivos de riesgo y deben quedarse en casa. Para ellos se ha desatado una enorme corriente de solidaridad en la que el resto de ciudadanos se prestan para ayudarles, por ejemplo, haciéndoles la compra. Ahí es donde nos hemos encontrado con una de las listas más tiernas.

No conocemos las identidades de las dos protagonistas de esta historia, pero eso es lo de menos. Una vecina se ofreció a salir a la calle para que esta señora no se expusiera al riesgo de contraer el Covid-19. Entre los cometidos que le encargó estaba el de comprar diferentes alimentos y productos para el hogar. Hasta aquí, lo normal cuando recapitulamos lo que necesitamos. Sin embargo, la imagen ha triunfado en las redes sociales por otro motivo: las medidas de precaución adoptadas por la autora.

  

La lista comienza con una botella de lejía grande, fruta (naranjas, plátanos… "Lo que veas" dice la mujer), pan en rebanadas y cebollas. A continuación, la señora explica a su vecina cómo ha escrito todo lo que necesita y, además, el pequeño gesto de agradecimiento que tiene con ella: "Me he puesto guantes para no infectarte. Lo que sobre para ti. Te quiero mucho. No he tocado el dinero".

Cuatro frases que han levantado el aplauso de todos los usuarios a los que les ha llegado la imagen que acompaña a estas líneas. Lo cierto es que estos días en este tipo de plataformas estamos siendo testigos de todo tipo de listados como aquellos en los que participan los más pequeños con una sola demanda, chucherías, y otros con detalladas instrucciones para que los novatos en el arte de la compra cometan el menor número de errores posibles.