Análisis: Galaxy Buds+, los auriculares que aspiran a la excelencia

La nueva generación de auriculares de Samsung corrige varios errores previos y ofrece mejor sonido en llamadas y reproducción de música

por Ismael Marinero /


El lanzamiento de los AirPods de Apple supuso el inicio de un boom para toda una gama de auriculares inalámbricos, cada vez más pequeños, con baterías más duraderas y un sonido que poco tiene que envidiar a sus hermanos mayores, los auriculares de diadema. Gracias a las mejoras en los estándares de transmisión inalámbrica, los también conocidos como airbuds se están convirtiendo rápidamente en la forma más popular de escuchar música y podcasts o de realizar y recibir llamadas.

Galaxy Buds

Los Samsung Galaxy Buds+ están disponibles en blanco, negro y azul (Samsung)

Este tipo de auriculares inalámbricos han formado parte de mi vida diaria durante los últimos dos años, sobre todo la familia Galaxy de Samsung, empezando por el IconX y pasando luego a los Galaxy Buds. La llegada de los Galaxy Buds+ es una gran noticia, porque supone la corrección por parte de la compañía coreana de la mayoría de los defectos que tenían sus antecesores, desde la escasa duración de su batería hasta su incompatibilidad manifiesta con los dispositivos de Apple.

Los Samsung Galaxy Buds+ están disponibles en tres colores, blanco, negro y azul, entre otras cosas porque este tipo de wearables tecnológicos se están convirtiendo en accesorios de moda, por lo que tener una mayor paleta de colores disponibles es cada vez más frecuente. La caja y los auriculares tienen el mismo tamaño y diseño que sus predecesores, e incluso son compatibles con versiones anteriores de los Galaxy Buds.

RELACIONADO: ¿Cuáles son los mejores auriculares inalámbricos del mercado?

La gran diferencia es que Samsung se las ha arreglado para alargar sus baterías: un solo auricular tiene ahora una celda de 85 mAh, lo que supone un aumento del 50% con respecto a los Galaxy Buds normales. La compañía promete 11 horas de reproducción hasta una nueva carga, y el resultado, al menos en mi caso, se acerca mucho a esa duración. En ese sentido, la velocidad de carga rápida es todo un descubrimiento: con solo tres minutos de los Buds+ cargándose en su caja consigues una hora entera de reproducción. Esto significa que, a poco que estés pendiente, es casi imposible quedarse sin batería.

galaxy-buds-plus-quick-charging

La carga rápida permite conseguir una hora de reproducción con solo 3 minutos en la caja (Samsung)

Ni la batería de la caja ni los auriculares son oficialmente reemplazables, lo que en última instancia significa que no hay manera de arreglarlos o sustituirlos en caso de que se estopeen, pero en teoría deberían durar varios años de uso diario. A este respecto, es urgente que compañías como Samsung empiecen a permitir que sus dispositivos se puedan arreglar, reciclar, reemplazar y reutilizar, para contribuir en la medida de lo posible a la sostenibilidad.

Los Buds+ se adaptan al oído sin problemas gracias a los tres tipos diferentes de adaptadores de silicona que incluye la caja. Se diferencian por tamaños y por tener formas ligeramente diferentes, para que nadie se sienta incómodo llevándolos. Tras probar los tres me decidí por los más pequeños y el resultado es tan cómodo que se hace fácil olvidar que los llevas puestos.

RELACIONADO: Más noticias sobre Tecnología

Uno de los mayores problemas de los primeros Galaxy Buds era la baja calidad de audio de la llamada, ya que tus interlocutores apenas podían oírte aunque estuvieras en ambientes con poco ruido. Afortunadamente, Samsung le ha puesto remedio y el micrófono secundario en el lado exterior de los Buds+ hace su trabajo a la perfección, incluso en entornos ruidosos. Sí se echa en falta la cancelación activa de ruido para la reproducción de música, especialmente cuando competidores como Huawei y Apple ya tienen productos similares que sí la incluyen. Con suerte, veremos una versión actualizada este verano cuando llegue el Galaxy Note 20.

En definitiva, los Galaxy Buds+ cumplen con la mayoría de exigencias del usuario medio a un precio muy competitivo (179 €), siendo especialmente recomendables para los poseedores de móviles Samsung, con los que se integran a la perfección.