home/Noticias

10 consejos para ahorrar en la factura de la luz ahora que estamos todo el día en casa

El coronavirus nos obliga a trabajar y pasar nuestro tiempo libre en el hogar, así que unos trucos para controlar el consumo no vienen nada mal

2 Minutos de lectura

23 de Marzo 2020 / 16:05 CET ELENA S. BARTOLOMÉ

CoronavirusConsumoLuz1

Sólo podemos salir en casos excepcionales (Gtresonline).

© GTres

La crisis del coronavirus ha obligado a muchos españoles a seguir con su rutina desde sus hogares. Ahora hay que compaginar el plano laboral con el personal en casa y esto tiene sus consecuencias. A veces puede que internet no funcione como necesitamos y al pasar más tiempo en nuestra vivienda, hay gastos que se pueden desequilibrar respecto a otros meses. Un buen ejemplo de ello es el consumo de la luz. Teniendo en cuenta esto, reunimos unos cuantos consejos para que tu factura no engorde demasiado.

El Estado de Alarma para hacer frente a la pandemia del Covid-19 se declaró el 14 de marzo y en los cuatro días posteriores la demanda de energía eléctrica se desplomó un 8,2%. La razón es sencilla: ahí se contabiliza el consumo de las empresas y el de los consumidores. Son muchas familias las que temen un incremento en el recibo de la luz ahora que todos tienen que trabajar, estudiar, pasar el tiempo libre, cocinar… bajo el mismo techo.

En su momento, la OCU elaboró junto a Lucera (empresa comercializadora de energía) un pequeño glosario de consejos para ahorrar en energía dentro del Proyecto Clear 2.0 de la Unión Europea. Estudiaron los hábitos y consumos de 650 hogares y llegaron a una conclusión principal: además de saber cuánto pagamos, hay que saber cuándo y en qué la estamos consumiendo.

A esto unió algunas recomendaciones que, actualmente, es difícil aplicar debido a la situación creada por el coronavirus. Son aquellas que necesitan una inversión inicial como renovar algunos electrodomésticos para que consuman menos, mejorar el aislamiento de la vivienda, instalar paneles fotovoltaicos o un contador inteligente. Sin embargo, hay otras acciones que nos pueden ayudar a controlar nuestra factura de la luz:

1. Usar bombillas led: cuando se funda alguna de las que tienes en casa, cámbiala por una que tenga esta tecnología puesto que gastan menos y duran mucho más. Tanto es así que puedes ahorrar hasta 60 euros al año.

2. Lavadora: a la hora de limpiar la ropa de la familia, hazlo con una temperatura inferior a 40 grados. Además, si en tu caso es posible, haz esta tarea en aquellas franjas horarias en las que la luz tiene un precio más bajo.

3. Lavavajillas: algunos de estos electrodomésticos disponen de un programa Eco con el que hacen sus funciones por debajo de los 60 grados. Si puedes, úsalo.

CoronavirusConsumoLuz2
Intenta tener encendido sólo lo que uses (Pixabay).©Pixabay

4. Cocinar: emplea utensilios (sartenes, cazos, ollas, cacerolas…) adaptados al tamaño de fuego.

5. Microondas: si te acuerdas, intenta que la comida que vayas a calentar esté a temperatura ambiente. Así, le costará menos.

6. Frigorífico: de la misma manera, si cocinas para toda la semana o haces tuppers, espera a que se atemperen para meterlos en la nevera.

7. Apagar la luz: es una tontería, pero muchas veces cuando abandonamos una estancia de nuestra casa no lo hacemos. Con este gesto podremos ahorrar unos 16 euros al año.

8. Luz natural: a la hora de trabajar o de estudiar, aprovéchala al máximo retirando las cortinas y las persianas. Además, si entra el sol en tu hogar también podrás ahorrar en calefacción.

9. Televisión: cuando veamos nuestro programa favorito, una serie o una película, revisa el brillo. Si lo reducimos, no sólo controlaremos la factura, también ganaremos en salud visual. Un consejo que también sirve para el ordenador.

10. Apaga lo que no uses: o lo que es lo mismo, no los dejes en ‘stand by’ porque siguen consumiendo. Si no lo estás empleando, no lo tengas encendido o enchufado. Aquí incluimos los cargadores de los distintos aparatos electrónicos: cuando la batería esté al 100%, retira el enchufe… y, de paso, no le restarás vida útil.