Cómo utilizar filtros para que tus videoconferencias sean más originales y divertidas

Distintas apps de videollamadas y programas para el teletrabajo ofrecen opciones para aportar toques de color y diversión

2 Minutos de lectura

23 de Marzo 2020 / 13:11 CET ISMAEL MARINERO

snapchat-videoconferencia

La aplicación de escritorio Snap Camera se integra a la perfección con Zoom (Snap Inc.)

© Snap Inc.

La epidemia desatada por el COVID-19 tiene a la mayoría de la población recluida en sus casas, trabajando de manera telemática en muchos casos y paliando el aislamiento en la medida de lo posible gracias a las videollamadas a familiares y amigos. Los encuentros que antes tenían lugar en persona ahora son digitales y apps y programas como Zoom ofrecen a los usuarios filtros y fondos virtuales que pueden darte muchas opciones para ayudarte a transformar tu espacio de trabajo en un lugar distinto y original.

Una vez que tengas descargado Zoom y hayas creado una cuenta, puedes iniciar la aplicación y empezar a trabajar. En PC, sólo hay un filtro base que se llama 'Retocar mi apariencia'. Para acceder a él sólo tienes que abrirlo, hacer clic en el icono del engranaje en la parte superior derecha y acceder a la pestaña de vídeo.

Este filtro iguala el tono de la piel, dándole un aspecto más fresco, incluso si apenas has conseguido dormir cuatro horas la noche anterior o si la videoconferencia te ha pillado de improviso. Es perfecto para mejorar tu aspecto sin necesidad de maquillaje  si vas a afrontar una reunión larga y no quieres que se note tu cara de cansancio. Eso sí, es importante saber que los resultados varían mucho dependiendo de la calidad de tu cámara web y a veces, en vez de más presentable, lo único que consigues es aparecer desenfocado. También es importante saber que esta función permanecerá activada hasta que la desactives manualmente.

La otra ventaja que ofrece Zoom es la posibilidad de elegir distintos fondos, ya sea eligiendo alguno de los que ofrece el propio programa o subiendo fotos propias o descargadas de Internet. Puedes elegir una imagen de una paradisíaca playa caribeña llena de palmeras, el parque de Yosemite o un fondo neutro para camuflar el desorden de tu estudio. Para activarlo, una vez que hayas iniciado la reunión en el Zoom debes pinchar en la flecha hacia arriba que hay junto al icono de vídeo. Haz clic en "Elegir fondo virtual" y luego podrás elegir la imagen que quieras. Para seleccionar un fondo de tus archivos guardados solo tendrás que hacer clic en el pequeño signo que está más a la derecha.

fondos-virtuales-zoom
Zoom permite elegir distintos fondos virtuales para tus videollamadas (Zoom)©Snap Inc.

Y ahora pasamos a la sección más divertida, válida tanto para entornos de trabajo en los que reina la confianza y el buen rollo como para reuniones virtuales con amigos, una alternativa de ocio al alza en tiempos de reclusión y distanciamiento social. Zoom se integra completamente con Snapchat, así que, al descargar la aplicación oficial de Snap Camera tendrás acceso a una amplia selección de filtros y lentes de lo más variopinto.

Para poder utilizarlos deberás iniciar una reunión en Zoom (también funciona con otras aplicaciones similares como Skype) y selecciona Snap Camera como fuente de vídeo. Una vez hecho esto, abre Snap Camera y añade cualquier filtro o lente a tu cámara. Las hay de todo tipo, desde las que incrustan corazones o te hacen sacar arcoiris cada vez que abres la boca hasta las que te cambian la voz o te disfrazan de punki. Mucho ojo porque son adictivas, así que podéis acabar pasando por completo de tratar el tema de la reunión para probar todas y cada una de las opciones disponibles en la casi infinita biblioteca de filtros y lentes de Snapchat.

Puede que Zoom sea el programa ideal para probar todos estos efectos, pero las demás apps y programas de videollamadas también ofrecen un sinfín de opciones para animar las conversaciones virtuales. Es el caso de Facetime y los animojis , todo un mundo por descubrir. En pocas palabras, esta función exclusiva de los dispositivos de Apple (aunque hay aplicaciones que se asemejan disponibles en la Play Store) te permite utilizar versiones personalizadas en 3D de tu rostro. Para convertirte en una especie de dibujo animado en pocos pasos tendrás que abrir Facetime, hacer una llamada y pulsar en el icono de estrella. Se abrirá un menú en el que podrás elegir el animoji que quieras, ya sea un oso panda, un robot o un unicornio. Una vez seleccionado, también podrás utilizar efectos de cámara para darle un toque aún más personal a tus videollamadas.