home/NOTICIAS

El último adiós a los fallecidos por coronavirus: medidas y recomendaciones

Desde las funerarias y los tanatorios se están adoptando duras restricciones para despedirse de los seres queridos

2 Minutos de lectura

21 de Marzo 2020 / 10:54 CET TU OTRO DIARIO

entierrocoronavirus-getty

Un hombre se despide de un ser querido en Italia

© GettyImages

Lejos de sus familias, amigos y sin poder darse un beso o abrazarse a los allegados en un momento tan crítico, así están afrontando la pérdida de un ser querido multitud de ciudadanos en España debido a la epidemia del COVID-19 que ha provocado la toma de medidas restrictivas de seguridad sanitaria en funerarias y tanatorios. Entre ellas está la limitación de la asistencia de personas a lugares que habitualmente se realizan ceremonias civiles o religiosas y la recomendación de establecer distancias mínimas. Además, dependiendo de la comunidad autónoma pueden variar, aquí te mostramos las medidas adoptadas y las recomendaciones del Ministerio de Sanidad.

El Gobierno ha condicionado la celebración de misas, bodas y funerales en toda España a la existencia de unas "medidas organizativas" que eviten "aglomeraciones" de tal forma que se garantice la distancia de "al menos un metro" entre personas. Así se desprende del Real Decreto, donde el Ejecutivo no prohíbe las misas ni las bodas o funerales pero sí las restringe y estarán condicionadas a la posibilidad de que los asistentes a estas celebraciones religiosas puedan mantener la distancia de seguridad para evitar contagios.

Por otra parte, el Ministerio de Sanidad ha publicado un protocolo: "Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de COVID-19", donde se recoge que las personas fallecidas con coronavirus pueden ser velados por sus familias y amigos cuando el cuerpo haya sido introducido en una bolsa sanitaria estanca y dentro de un ataúd cerrado, es decir que no está permitido hacer la apertura del féretro para una última despedida. Algunas de las medidas que recogen son:

- Se debe permitir el acceso de los familiares y amigos del fallecido para despedirse, pero "sin establecer contacto físico con el cadáver ni con las superficies u otros enseres de su entorno o cualquier otro material que pudiera estar contaminado".

- Las personas que vayan a ver el cadáver deben tomar precauciones usando una bata desechable, guantes y una mascarilla quirúrgica.

- Una vez en el tanatorio, se puede ofrecer servicio de velatorio para el fallecido, pero éste será con el ataúd cerrado, conteniendo el cadáver introducido en la bolsa sanitaria estanca.

coronavirus-gettu
Las medidas varían en función de las comunidades autónomas©GettyImages

- El destino final puede ser entierro o incineración, en las condiciones habituales.

Tanto los velatorios como los tanatorios pondrán a disposición de los asistentes solución alcohólica desinfectante o hidrogel; agua, jabón y toallas desechables. Destaca también que algunas empresas están ofreciendo sus servicios vía 'streaming' para aquellos que no pueden despedirse de sus seres queridos.

Además, las conserjerías de Sanidad de cada comunidad autónoma establece distintas normas y medidas, como es el caso, por ejemplo, de Castilla-La Mancha, donde establecen que los familiares que "hayan sido contacto del caso fallecido que presenten síntomas permanecerán en aislamiento domiciliario y no asistirán al duelo y/o funeral". Y aquellos que no tengan síntomas podrán acudir pero con mascarilla quirúrgica.

Madrid, fue el primer lugar en prohibir los velatorios y funerales. Días antes del decreto del estado de alarma, el Ayuntamiento de Madrid dio instrucciones a la Empresa Municipal de Servicios Funerarios y Cementerios para no celebrar velatorios de personas que hayan fallecido por coronavirus o tuvieran síntomas de enfermedades respiratorias.

APOYO PARA ACOMPAÑAR EN LA DISTANCIA

Uno de los mayores problemas que tienen los pacientes ingresados por coronavirus es que están en un aislamiento brutal, están completamente solos, separados de sus familias, muchos de ellos saben que sus familiares también están en otras habitaciones solos, o intubados en la UCI. Por ello se ha puesto en marcha una campaña para enviarles mensajes de apoyo y ánimo.

En la carta tan solo es necesario poner el nombre de pila, la edad y describir un poco quien eres y a qué te dedicas para que la persona enferma se imagine quien es el “anónimo” que le escribe. “Mis compañeros de hospital y yo nos comprometemos a que esas cartas lleguen a un enfermo que lo necesite y seguro que les a ayudar mucho en la recuperación” ha añadido la cirujana.