El Ejército se pone al servicio de los más vulnerables y entrará en residencias de Madrid para desinfectar

El Covid-19 se está cebando especialmente con las personas mayores que habitan en estos centros

por Tu otro diario /


El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha desvelado que el Ejército entrará este viernes, en algunas de las residencias de la autonomía donde ha habido contagios para desinfectar de coronavirus.En una entrevista en 'TVE', recogida por Europa Press, Aguado ha hecho hincapié en que las residencias son "lugares especialmente vulnerables, que donde entra el virus es brutal porque se contagia con una rapidez absolutamente impresionante".

RELACIONADO: El COVID-19 se ceba con las residencias de mayores en España

Ejército contra el coronavirus
El vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, ha desvelado que el Ejército entrará en algunas de las residencias para desinfectar de coronavirus (EuropaPress)

"Estamos viendo cómo en cuestión de horas, lamentablemente, ha fallecido un número importante de personas mayores (se calcula que 80) en las residencias y por eso es importante ponerla en el mismo plano que el sistema hospitalario sanitario. A esas miles de personas en toda España que viven en residencias hay que protegerlas, necesitamos que los trabajadores tengan toda la protección necesaria", ha subrayado.

RELACIONADO: La Fiscalía investiga la muerte de 20 ancianos por coronavirus en una residencia de Madrid

Ejército contra el coronavirus

Se espera que tras esta desinfectación descienda el número de contagios (EuropaPress)

Pese a esto, Aguado ha querido mandar un mensaje de tranquilidad y ha asegurado que hay "muchas" residencias en la Comunidad de Madrid que "no han tenido contagios y fallecimientos". Para que así continúe, ha sostenido que deben sumarse "todas las manos". Ya el vicepresidente y el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, lanzaron esta petición este jueves, aunque desde el entorno de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, aseguraron que esa vía no estaba sobre la mesa.