home/NOTICIAS

Los presos en tercer grado podrán quedarse en casa controlados por teléfono

Son medidas que solo afectan a los Centros de Inserción Social y a las Secciones Abiertas de los centros penitenciarios

1 minuto de lectura

19 de Marzo 2020 / 08:11 CET EFE

Tercer grado

Los presos con el tercer grado pueden cumplir su concena en casa controlados por la pulsera telemética o por llamadas

© Efe

Presos clasificados en tercer grado o régimen abierto podrán cumplir su condena en casa controlados por una pulsera telemática o, en el caso de que no hay suficientes dispositivos de este tipo, por teléfono. Así figura en una instrucción, a la que ha tenido acceso Efe, que el Ministerio del Interior, a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, ha remitido a los centros como desarrollo de la orden que, debido al coronavirus, restringe las salidas y comunicaciones de los reclusos. Pero en este caso solo son medidas que afectan a los Centros de Inserción Social (CIS) y a las Secciones Abiertas de los centros penitenciarios, es decir, solo para los reclusos que ya están clasificados en tercer grado o semilibertad.

Según esa instrucción, será cada junta de tratamiento la que estudie caso por caso y decida si el preso en tercer grado cumple su condena en su casa pero controlado con una pulsera telemática. No obstante, Interior ha previsto otra medida en el caso de que no haya suficientes dispositivos, de tal manera que el interno deberá permanecer en su casa controlado por llamadas telefónicas aleatorias.

Fuentes penitenciarias han indicado a Efe que no se trata de poner en libertad a ningún recluso, sino de facilitar, siempre que así lo acuerde la Junta de Tratamiento del CIS, que pueda cumplir su régimen de semilibertad en casa y controlado.