El Gobierno aprueba una moratoria en el pago de hipotecas para los damnificados por el coronavirus

Ademas prohíbe el corte de suministros a los colectivos más vulnerables entre otras medidas llevadas a cabo para hacer frente a la crisis generada por esta pandemia

por Tu otro diario /


El Gobierno ha aprobado una moratoria de un mes en el pago de las hipotecas para aquellas personas que hayan perdido su empleo o hayan visto reducidos sus ingresos por el coronavirus, como parte del Real Decreto que ha sacado adelante el Consejo de Ministros para hacer frente al impacto económico y social de la pandemia. Además, incluye la prohibición de cortar suministros básicos (agua, luz y gas) a colectivos vulnerables. "No vamos a dejar a nadie atrás, todos somos uno en esta lucha. Nadie va a quedarse sin casa por esta situación difícil" ha señalado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.  "Las medidas de lucha contra la pandemia están afectando a las familias, a las finanzas, al consumo. Debemos proteger nuestro empleo, nuestras familias, nuestras empresas. Y eso solo pueden hacerlo los poderes públicos" ha señalado. 

medidas hipotecas Gobierno

El Gobierno impondrá a la banca una moratoria en el pago de las hipotecas para los trabajadores afectados por la emergencia económica y sanitaria del coronavirus (EuropaPress)

Por ello a estas medidas se suma una enorme "inyección económica". "Movilizaremos hasta 200.000 millones de euros, un 20% de nuestra riqueza anual. 117.000 serán íntegramente públicos y el restante, con la movilización de recursos privados. La mayor movilización de recursos económicos de la historia de España, y en un corto espacio de tiempo" ha explicado Pedro Sánchez. "Son momentos excepcionales que requieren medidas excepcionales para proteger la salud y paliar en lo posible los efectos económicos y sociales que ya estamos sufriendo" ha añadido el Presidente que ha puntualizado que  su deber es proteger el empleo y a las empresas. 

¿A quienes se incluye en este colectivo vulnerable ? 

Se considera que un cliente está en situación de vulnerabilidad cuando el deudor hipotecario pase a estar en situación de desempleo o, en caso de ser empresario profesional, sufra una pérdida sustancial de sus ingresos o una caída sustancial de sus ventas. También se considera beneficiarias de esta medida a aquellas familias en las que los ingresos de todos sus miembros en el mes anterior a la solicitud no superen determinados límites: tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples anual de catorce pagas situado actualmente en 7.519,59 euros anuales. 

Otra manera de considerar a un deudor como vulnerable es “cuando el esfuerzo que representa la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3” a causa de la bajada de ingresos. Si se trata de un autónomo, podrá considerarse vulnerable si ha sufrido “una caída” de al menos del 40% de sus ingresos.